El emotivo discurso del futbolista Arribas en su toma de posesión del Rayo Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

ALEJANDRO ARRIBAS. Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a todos por ayudar a que este equipo del Rayo Majadahonda se haya convertido en Sociedad Anónima Deportiva. Creo que es lo que todos nosotros queríamos, que el club estuviese en manos de la gente que siempre ha estado apoyando al equipo y ha estado a su lado. Lo segundo que debo hacer es presentarme: muchos me conocéis, otros no mucho. Soy un jugador de fútbol que lleva 10 años en la élite. Todo empezó aquí en el Rayo Majadahonda y por eso mismo estamos aquí hoy. Un día un niño tuvo un sueño y al final lo consiguió y qué mejor sueño que un día, el día de mañana cuando me retire, dentro de 10 o 15 años más o menos (risas), pueda seguir ligado al club donde me he criado, me han formado, me han ayudado y apoyado y me he hecho futbolista y sobre todo persona. La que soy hoy.

Quiero dar las gracias también a todos porque durante todo este tiempo he sufrido mucho para llegar… (se le quiebra la voz). A veces cuando te ves ahí (mira a las fotografías suyas de niño en la pantalla) te vienen recuerdos y te emocionas. Y ves lo que te ha costado llegar hasta donde está uno. Por eso quiero dar las gracias a Enrique Vedia, Enrique Liébanas y Ramón Arilla porque todos ellos, cuando era pequeño, me han ayudado en momentos muy importantes y entonces era un niño y solo tenía un sueño. Y también quiero dar las gracias a mi padre, que fue mi mayor valedor y que siempre ha creído en mí, por él he podido llegar hasta arriba.

Vivo en Majadahonda, me acabo de comprar una casa, soy de aquí y la verdad es que por eso estamos metidos en este proyecto. Queremos lo mejor para el club porque cuando me retire me gustaría seguir ligado a este equipo. Y qué mejor carrera deportiva que empezar aquí y terminar aquí, sería algo especial y emocionante para mí. No obstante, hasta que pasen esos 10 o 15 años (risas) mi padre será el que me va a ayudar echándome una mano en el club, se va a encargar de todo. Él siempre ha estado a mi lado y me ha apoyado, me conoce mejor que nadie y va a defender mis intereses, que son los del club: queremos que este equipo crezca, sea importante y devolverlo a donde todo el mundo lo quiere ver. Y eso es lo que vamos a hacer.

Obviamente haremos cosas buenas y cosas malas, iremos mejorando, es nuestra primera experiencia en la gestión de un club pero lo más importante es que tenemos mucha ilusión. Yo ahora un poco desde fuera porque sigo jugando, pero toda la gente que está aquí sentada lo va a dar todo por este club. Y no tengo duda de que, con el apoyo de todos vosotros, desde el primer momento y como han hecho siempre, han logrado que el equipo esté en buenas manos. Somos 93 los accionistas que estamos aquí metidos en este proyecto, hemos creído en él y la verdad es que es de agradecer. Muchas gracias por todo.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.