Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

MANU RAMOS. Una nueva serie de TV que emite «Movistar +» está causando expectación en la audiencia. «El Inmortal» es la sorprendente película sobre la banda de «Los Miami» que no esconde su refugio en Majadahonda (donde fue detenida «la Rubia»), Pozuelo (donde fue tiroteado «el colombiano»), Boadilla y Villaviciosa (donde vivían estos gansters contemporáneos procedentes de las clases medias de Moratalaz, aunque muchos crean que era Vallecas). Creada por el productor Jose Manuel Lorenzo, escrita por Diego Sotelo y David Moreno, dirigida por David Ulloa y Rafa Montesinos, la serie tiene 8 episodios de 50 minutos, a cual más trepidante. Álex García encabeza el reparto, mezcla explosiva de juventud y talento, que completan Marcel Borràs, Emilio Palacios, María Hervás, Teresa Riott, Jon Kortajarena, Jason Day, Claudia Pineda y Francis Lorenzo. Tan solo desmerece la sonorización, pésima en algunos pasajes que hacen inaudibles los trepidantes diálogos, algo que ya es habitual en los filmes españoles.

Francis Lorenzo interpreta al comisario Corbarán, un policía corrupto y Marcel Borrás a «Rober», el «listo» de la banda porque era el único que había terminado la EGB: intimidaba con sus agresivos perros como hacían los Miami


La serie se presenta como «ficción» y mezcla la personalidad de sus integrantes para evitar problemas legales, pero los propios productores aseguran que se dejaron asesorar por los miembros de la banda para ser veraces en la descripción de los sucesos. Solo quedaría por identificar al presentador de TV que formaba parte del clan (aunque todas las miradas se dirigen a un conocido showman de la TV rosa) y al futbolista al que le gustaba la juerga y se mezcló inocente y peligrosamente con esta banda mafiosa prestando su avión privado. Se insinúa su pertenencia al Real Madrid, donde la vida alocada y fiestera le costó el puesto a un conocido centrocampista que llegó a vivir en La Sacedilla de Majadahonda y cuyo perfil se deja entrever en la serie. Conmoción causará también la escena de la corrupción urbanística en lo que parece la Seseña de «El Pocero» o la visita al Pantano de San Juan. La corrupción policial se dibuja durante toda la película, tanto en Madrid como en Mallorca, y un comisario «a lo Villarejo» (que vivía en Boadilla) asoma a lo largo de la trama. El juicio se celebra, 10 años después (también se insinúa la corrupción judicial) está previsto para el 6 de marzo de 2023 y 90 implicados se sentarán en el banquillo. Tendrá lugar en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares,

Los hermanos «José Antonio» (Alex García) y «Sebas» (Emilio Palacios)

Los hermanos Álvaro López Tardón y Artemio López Tardón controlaban el concesionario de Villaviciosa de Odón “The Collection Motor Sport”, aparte de otras dos propiedades, en las que se vendían algunos de los coches más exclusivos del mundo. «Más de 60 coches de altísima gama y una serie de bienes entre inmuebles, armas y joyas que sumaban la escalofriante cantidad de 75 millones de euros. La detención de la banda de los Miami ha dejado al descubierto un botín increíble», titulaba la revista «Car and Driver». En la película, los dos hermanos son «José Antonio» (Alex García) y «Sebas» (Emilio Palacios)

Jose Antonio, jefe de la banda y «la Rubia»

Aunque se rodó en otros lugares de Madrid y del resto de España, la Zona Oeste de Madrid sale reflejada en varios episodios. En Majadahonda vivía Ana María Cameno, «la reina de la coca«, una rubia sexy y ligera de cascos que se aupó a la cima de la banda y que era conocida por sus espectaculares llegadas a la pastelería Atuel del Cerro del Espino en sus despampanantes deportivos descapotables, con falda corta y rellena de silicona hasta las cejas. Vivía en la urbanización El Pinar del Plantío. En la serie figura como natural de Palencia (en realidad era de Burgos) y el resto resulta fiel y fidedigno, según los relatos policiales. En la serie figura como «La Rubia» y lo interpreta Teresa Riott.

El líder de la banda con «Fausti», su lugarteniente colombiano

Otro de los episodios de la serie es el tiroteo en Pozuelo del líder de la banda de los Miami cuando iba a dejar a su hija en el colegio. En realidad los disparos acabaron con la vida de José Ricardo Rojas Montes, el colombiano lugarteniente del líder de la banda que vivía en La Finca. En la película es «Fausti» (Jason Day) y en la realidad solo es uno más de los que acabaron su periplo mafioso a balazos de sus contrincantes cuando llevaba a su hija al mismo colegio que Mariano Rajoy llevaba a sus vástagos en Pozuelo de Alarcón.

El enlace colombiano al que le gustaban las croquetas y el cocido madrileño

Otro líder o jefe de esta trama era Laurentino Sánchez Serrano, alias «Lauro», que vivía junto con su mujer, Fanny Fernández, en un lujoso chalet de la localidad madrileña de Boadilla del Monte. En la serie de TV es uno de los jefes colombianos instalado discretamente en España para coordinar los envíos de «coca» al que le gustan las croquetas y el cocido madrileño. Finalmente muere de manera cruenta a manos de otro sicario enviado para sustituirle.

Majadahonda Magazin