MANU RAMOS. El Rayo Majadahonda se la juega en Mérida este domingo 25 de abril (2021) a las 18.00 horas (Footers TV). Y no es un tópico más sobre la enésima final que ha vivido esta temporada 2020/21. Si gana, conservará el liderato y las opciones de ascenso a la “Segunda B Pro”. Si empata o pierde, el At. Baleares y el Villanovense vienen detrás “enchufados” como una locomotora y ganándolo todo. La prensa extremeña, sin embargo, cree que el Mérida ya no tiene opciones ni se juega nada salvo una remotísima posibilidad y apela a la “solidaridad extremeña” para que puntúe y beneficie al equipo de Villanueva de la Serena. “Mérida: el peor partido en el peor momento. El equipo romano se queda virtualmente sin opciones de subir a Primera RFEF y solo le queda dar buena imagen”, titula Nono Saavedra en El Periódico de Extremadura. Y explica que “de cara a las 3 jornadas que restan, las matemáticas dicen que el Mérida todavía tiene opciones, ya que, a falta de 9 puntos por disputarse, el Rayo Majadahonda le saca 8 y tanto Atlético Baleares como Villanovense le aventajan en 7, pero la realidad es que al cuadro emeritense solo le resta la motivación de intentar dar una buena imagen ante su sufrida afición en los partidos que restan, principalmente, en el Romano José Fouto. El próximo, el frente al Rayo Majadahonda“. Por su parte, el cronista deportivo Raúl Haba Jiménez destaca: “Buenas sensaciones en el Villanovense tras su hazaña en Majadahonda. El ascenso de los serones pasa por ganar al Navalcarnero y esperar alguna ayuda de Mérida y Don Benito”. En su previa, recuerda que “la derrota ante el Atlético Baleares había dejado tocado al Villanovense, pero el conjunto serón, en su enésima resurrección esta temporada, logró una gran hazaña ganando el sábado por la tarde al Rayo Majadahonda (0-2). Ese triunfo en casa del líder hace que las buenas sensaciones regresen a Villanueva de la Serena y se siga soñando con adjudicarse uno de los dos primeros puestos que da opción a jugar la próxima temporada en la Primera RFEF, o liga Pro, como se conoce. Pero hay que ir partido a partido y el compromiso más inmediato llega el domingo frente a un Navalcarnero que ya no se juega nada.

El Rayo Majadahonda venció 2-1 al Mérida en la ida. Para la vuelta, los extremeños se ponen la piel de cordero. ©Foto Ismael Corregidor.

Las opciones seronas de ascenso pasan por ganar y esperar alguna ayuda de Mérida y Don Benito, que se miden a los dos obstáculos de los serones en su objetivo: Majadahonda y Baleares, respectivamente. Cualquier ayuda extremeña sería bienvenida en Villanueva de la Serena para encarar posteriormente de manera más cómoda la visita de los jugadores de Javier Álvarez De los Mozos a Baleares y el último compromiso en casa ante el Majadahonda. “El Villanovense depende de sí mismo, pero sobre todo en Villanueva se teme el desplazamiento a Baleares, conjunto que se ha destapado en esta segunda fase ganando todo gracias a su potente plantilla. Con la vista puesta en el choque del próximo domingo contra el Navalcarnero, el Villanovense arrancó este lunes su semana de trabajo, como es habitual con una sesión de recuperación antes de intensificar la preparación en los próximos días. Un Villanovense que no quiere sorpresas y no se fía de un Navalcarnero que ya no tendrá nada que perder. Lo bueno es que el Villanovense ya sabe cómo doblegar al conjunto madrileño, pues fue en Navalcarnero precisamente donde comenzó con bien pie la segunda fase el conjunto serón”, concluye la noticia.

 

 

Majadahonda Magazin