Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Gonzo: «En el Dombás (Ucrania) repararon los tanques de los museos con sus propias manos»

MIQUEL GONZO. *Profesor universitario español y docente en Donetsk (Ucrania). Tengo que decir que no había tropas rusas en Donetsk, esto fue propaganda de la OTAN, eso es falso. Lo que hubo aquí fue un levantamiento popular, de la gente que salió a la calle en protesta contra el golpe de estado del Maidán que fracturó el país. Este país es plurinacional, se hablan distintas lenguas, sólo en la región del Dombás hay más de 100 nacionalidades, aquí incluso se hablan muchas lenguas distintas aunque la cultura y especialmente la economía de esta región está muy vinculada a Rusia. La industria es muy importante y es una ciudad que fue fundada hace hace dos siglos por un británico que se llamaba John Hughes, un ingeniero que vino aquí y fundó esta ciudad con una autorización del zar para fundar una colonia minera y metalúrgica. Vivió un proceso intensivo de industrialización de esta zona y Donetsk es la capital de la industria pesada no sólo de Ucrania, pues toda la flota del Báltico en Kronstadt fue creada con acero que se producía aquí en Donetsk.


El profesor Miquel Gonzo

Por lo tanto es una Universidad con centros universitarios muy grandes, pues existe la Universidad de Medicina de Donetsk, que había sido la más importante de la Unión Soviética desde el punto de vista de acogida de estudiantes extranjeros. Venían aquí cientos de miles de estudiantes de países en desarrollo, países del que se llamaba Tercer Mundo y yo he conocido aquí a colombianos, nigerianos… y ayudaban un poco a que estos países también se desarrollasen. La gente de Donetsk es normal, me relaciono con profesores, estudiantes… y esta Universidad fue bombardeada varias veces en el año 2014 por tropas del Maidán, batallones de la extrema derecha que usaban armas pesadas y artillería. Bombardearon el Rectorado y algunos edificios del centro de la ciudad. Había profesores trabajando, más de 80 personas fueron heridas a un par de profesores murieron. La oficina del prorrector de esta National Technical University, que es mi jefe, fue destruida, yo lo he visto con mis ojos. La pared se tumbó por un por un golpe de fuego de la artillería pesada, se utilizaron también helicópteros cuyo objetivo era acabar con gente que estaba dentro de la universidad, que eran estudiantes y profesores. La tragedia es que mucha gente ha muerto ha muerto con dinero que se ha financiado de alguna forma por la Unión Europea. Y mi país, que es España, pertenece a eso.

Estoy diciendo la verdad, lo que yo he visto, lo que yo he hablado, llevo muchos meses aquí, me relaciono diariamente con gente de aquí, vivo aquí, vengo de Lituania, un país del que tuve que huir porque se me acusó de todo, se me dijo que yo era un agente de Putin, cuando yo trabajaba allí desde hacía muchos años y me pagaba el estado lituano, la Universidad Vytautas Magnus y había recibido algunos premios como buen profesor. Y luego se hizo una campaña durísima contra mí y no sólo contra mí también contra otros profesores, alguno lituano que también se oponía a lo que estaba ocurriendo en Ucrania. Una campaña en los medios de comunicación y en los diarios más importantes del país y se me puso casi como un monstruo, solamente porque yo estaba diciendo la verdad. Y la verdad era que el Maidán fue un golpe de estado, que en Odesa hubo una masacre de ciudadanos ucranianos asesinados por oponerse al golpe de estado, que el avión malasio no fue derribado por las milicias del Dombás, milicias que no tenían ni equipos para luchar y que estaban utilizando viejas armas que habían obtenido de los museos…

Aquí esta gente son ingenieros, hay un montón de gente que saben hacer cosas con las manos, saben reparar tanques, eso lo he visto yo con mis ojos, los viejos tanques T-40, yo no soy ningún experto en armas pero sí, hay tanques, al principio utilizaron armamento antiguo que encontraban en los depósitos militares de Donetsk porque allí había armas y esta fue la rebelión del Dombás. Los líderes militares de la milicia del Dombás son trabajadores, Arseni Pávlov «Motorola» era un limpiador de coches. El famoso «Givi» (Mijaíl Serguéyevich Tolstij), que era uno de los líderes de la revuelta armada contra el régimen de Kiev, trabajaba en una empresa de seguridad local. Esa era la gente la gente normal que cogió las armas en los depósitos militares y en las comisarías de policía. Y esto fue lo que hubo aquí por mucho tiempo. Y lo de los profesores fue una lástima. Próximo capítulo: «Están psicopáticos, es como si llevaran el FC Barcelona a Alicante y la Universidad de Barcelona a Madrid».

Majadahonda Magazin