Félix Pedroche en un Foro de Debate del PP con el consejero de Medio Ambiente

FELIX PEDROCHE. Como se ha ido deduciendo de mis anteriores artículos, la base de la Política Nacional son las Asociaciones de Vecinos y en Majadahonda, claramente, no funcionan. El dicho popular de “divide y vencerás” juega claramente un papel determinante en favor de los partidos políticos antidemocráticos como el PP. En otros países europeos con mayor calidad de políticos que España, como es el caso de Alemania, Finlandia, Francia, etc, los ciudadanos participan mucho más en las asociaciones de todo tipo, y lo consideran un orgullo poder aportar experiencia y sabiduría, al margen de sus actividades laborales. Ergo: “tenemos los políticos que nos merecemos“. El pueblo español está aborregado entre el fútbol y la telebasura, por lo tanto nuestros políticos, aparte de robarnos todo lo que pueden, nos dan una ración de lo que más nos apetece, “basura política“. Como asistente habitual a los Plenos mensuales del Ayuntamiento de Majadahonda, he podido comprobar estupefacto, cómo las mociones presentadas por un grupo político eran desestimadas por el resto de los grupos municipales (disciplina de voto) por el mero hecho de haber sido propuestas de un grupo de la oposición, aún tratándose de asuntos lógicamente necesarios para la localidad. Finalizado el Pleno y preguntados los concejales de los grupos políticos por su actuación absurda, su justificación la basaban en que en política sólo existe el interés del Partido que les puso en la lista electoral. Y ahora, puesto que sé a ciencia cierta que el MJD Magazin lo leen todos los concejales de Majadahonda, a ver si hay alguno que se atreva a desmentir lo que he dicho de forma expresa. Mi duda es: ¿a la honestidad se le puede poner precio? ¿en qué clase de personas nos convertimos cuando accedemos a un cargo público?

Félix Pedroche con la anterior cúpula del PP en Majadahonda

Conclusión: en España, si pretendes tener éxito en la Política activa (durar en el cargo), tienes que ser un “traga-sapos”. Y si no, tenemos el claro ejemplo de los que salen expulsados por el sistema. Traducción de “sistema” en Política: los integrantes del “aparato” del Partido, los “dinosaurios” que operan en la sombra (el sustrato político). Hoy día el PP es un partido político en descomposición, precisamente como consecuencia de ese sustrato existente. Es preciso que los “jardineros de la Política” remuevan y renueven esa materia que todo lo corrompe impidiendo el desarrollo de nuevos brotes. Y si no fuera posible, esa maceta o recipiente llamado PP acabará aparcado en el trastero de la Política. Próximo capítulo: “así entraron en la lista de Majadahonda los “pipiolos” del PP”

Félix Pedroche en un autobús del PP camino del País Vasco

 

Majadahonda Magazin