Gema Matamoros, ex mujer de Willy Ortega, pide el mismo trato judicial que Ana Mato

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-19-17-55
Gema Matamoros pide el trato de Ana Mato

MATEO BALÍN (COLPISA). La primera noticia del llamado «don Vito del PP» llegó con un cambio de abogado. De contar con un letrado del turno de oficio por sus imposibilidades económicas, que incluso llegó a pedir el aplazamiento del juicio para preparar la defensa, ayer se presentó en la Audiencia Nacional con Juan Carlos Navarro, quien lo defendió en la vista de Gürtel-Fitur en Valencia. En la misma línea que su ex marido, la defensa de Carmen Rodríguez Quijano también guardó silencio en su turno de cuestiones previas, sabedora de que su suerte va de la mano del primero. La ex jefa de gabinete del Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid) se enfrenta a 35 años de prisión por siete delitos. Pero, en esta primera sesión del mundo al revés, los que sí se subieron al tren de las nulidades fueron el ex tesorero del PP Luis Bárcenas, su mujer, Rosalía Iglesias, y el denunciante de la trama, José Luis Peñas, ex concejal de Majadahonda y la persona que llevó las grabaciones realizadas a Francisco Correa a la Fiscalía. El abogado de Peñas planteó que a su cliente no le leyeron los derechos tras su detención, mientras que la defensa de Bárcenas incidió en la imposibilidad de incorporar la información bancaria remitida por las autoridades suizas.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-17-40-22Más densa fue la intervención del letrado del número dos de la trama, Pablo Crespo, ex secretario general del PP gallego, para quien la Fiscalía pide 85 años y medio. Su abogado solicitó la nulidad de las grabaciones de Peñas al no poder acreditarse su autenticidad. «Fueron objeto de manipulación», dijo Miguel Durán, quien recordó que las utilizó Baltasar Garzón para activar la causa. Además de las nulidades, varios acusados, como el contable de Gürtel José Luis Izquierdo o los administradores Isabel Jordán y Álvaro Pérez, el Bigotes, pidieron ausentarse del juicio por diferentes motivos: enfermedad o cuidado de terceras personas. Y es que una silla vacía de la sala de vistas de la Audiencia Nacional llevaba su nombre, pero Ana Mato no compareció en el inicio del macrojuicio de la primera época del ‘caso Gürtel’. La ex ministra de Sanidad, que dimitió tras el auto de procesamiento del juez Pablo Ruz en noviembre de 2014, evitó así el mal trago de la foto en el banquillo de los acusados, donde sí estaba por ejemplo su exmarido, Jesús Sepúlveda. El ex alcalde de Pozuelo se enfrenta a 15 años y cuatro meses de prisión.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-17-40-02Más allá de la sorpresa que causó esta ausencia, las razones legales las tendrá que aclarar el tribunal juzgador, bien porque la condición procesal de Mato (responsable civil como partícipe a título lucrativo) le permite no acudir al juicio, según señalaron fuentes de la Audiencia; bien porque su abogada alcanzó un acuerdo previo con la sala. Desde las defensas se decantaron por esta segunda opción, que tildaron de «agravio comparativo» con aquellos acusados que «sí están realmente enfermos», como Carmen García, administradora de empresas del grupo Correa que sufre fibromialgia, según comentó un letrado.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-17-39-41Otro asunto realmente curioso con respecto a Mato es que otra persona que tiene su misma condición procesal, Gema Matamoros, ex mujer del que fuera alcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega, sí acudió a la primera sesión del juicio. Tanto Mato como Matamoros son responsables civiles por lucrarse presuntamente de la actividades de sus ex parejas con la trama corrupta. La Fiscalía les reclama 28.467 euros y 45.066 euros, respectivamente. En el caso de Mato se trata de la cifra con la que la red financió fiestas familiares como cumpleaños o las comuniones de sus hijos, según concluyó el Ruz y la Fiscalía. Otro detalle es que el PP como persona jurídica también tiene la misma situación procesal y, al igual que Matamoros, estuvo en la vista oral. Fuentes jurídicas señalaron que lo habitual para estos casos es acudir a las cuestiones previas de los juicios, aunque al final todo depende del presidente de cada tribunal.

captura-de-pantalla-2016-10-05-a-las-17-39-07Fuente: Colpisa

Deja un comentario

Su correo no será publicado.