“La muchacha que soñaba con ser artista”: 90º años de la escultora de Majadahonda Carmen Perujo (y V)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Carmen Perujo durante la entrevista en su estudio

PILAR VICENTE DE FORONDA. Otro evento artístico en 1951, año en que Carmen Perujo termina sus estudios, es la I Bienal Hispanoamericana de Arte. El proyecto está en marcha antes del cambio ministerial que lleva a Ruiz Jiménez a la cartera de Educación, pero se retoma para comenzar una política cultural que proyecte una imagen de modernidad y benevolencia que no se corresponde con la realidad. La convocatoria de la I Bienal Hispanoamericana de Arte y las sucesivas ediciones ofrecen la posibilidad de romper el monopolio ejercido por el academicismo. Tras la I Bienal se abre un clima que permite la recuperación de las nuevas tendencias del arte joven y su presencia en la cotización internacional.

Carmen Perujo tiene a gala que sus padres decidieran invertir en su educación y que su formación fuera la mejor posible: en las entrevistas concedidas a la autora de este artículo lo manifiesta de manera reiterada. Tuvo buenos profesores y le llevaron al colegio de la Sociedad Económica de Amigos del País: uno de los colegios más abiertos de Sevilla, donde en los primeros cursos los niños y las niñas aprendían juntos, en el mismo aula, con un profesorado progresista. Perujo también tiene a gala que estaba “retirado de casa” y que ella “iba sola”. Por el barrio de Santa Cruz no había colegios para niños. Ello lleva a que su trato con los chicos fuera desinhibido y sin miedos. La formación de Carmen Perujo finaliza el mismo año que la autarquía. En 1951 Estados Unidos admite de muy mala gana la decisión de Franco de enviar como embajador a Washington al vasco José Félix de Lequerica, al que Truman no dio el plácet en 1945-49. El 26 de septiembre de 1953 se firman los convenios hispano – americanos conocidos como el Pacto de Madrid. A través de estos acuerdos España recibe un préstamo por parte de los Estados Unidos y se establecen las Bases de utilización conjunta en territorio español.

Dejamos constancia de la importancia de recuperar la obra de Carmen Perujo, ya que su trabajo con el barro y la visibilidad que este tuvo en los años de la transición, motivó que muchas mujeres buscaran en las Bellas Artes su realización personal. No se puede llegar a comprender como es posible que realice un corpus de obra tan abundante en los años 80 sin conocer que allá por los años 50, cuando este país estaba todavía comenzando a salir de la autarquía, había una muchacha sevillana finalizando sus estudios de Bellas Artes que soñaba con ser artista. Dejando los años de matrimonio, crianza y éxito profesional de Carmen Perujo para un segundo artículo, se concluye con la observación sobre los años de formación de esta artista, quien con un excelente expediente académico, vive una grave falta de reconocimiento histórico. Mientras este reconocimiento, en la historia y en los libros de texto, no tenga lugar, seguiremos repitiendo una y otra vez, al estilo de la Condesa de Campoalange, que aquella que nosotras estamos escribiendo, es “la primera”.

*This article presents the contextualized biography of Carmen Perujo Guerrero, Spanish sculptor born in 1930, in Seville, from the moment of her birth until the end of artistic formation in the Santa Isabel de Hungría school in Sevilla. Left, for later articles, the years of personal maturity, in which she succeeds as a ceramic sculptor both economically and in the artist critics. It is analyzed from the gender studies perspective and from the life history methodology, including the sociopolitical circumstances that surrounded her from the moment of her birth, studies and first youth. Given the lack of female artists’ genealogy who created her work during the period of the dictatorship and the transition to democracy, this article enhances the work of this exceptional artist that received the echoes of the women of the first third of the century and knew how to overcome the role of household angel that was awarded to her, as for all women, by the regime and created a personal work that has served as a reference for the next generation.

Escultura de Carmen Perujo en la Plaza de Colón de Majadahonda

LIDIA GARCIA. COMISION ORGANIZADORA DEL HOMENAJE A LA ESCULTORA CARMEN PERUJO. 25 escultores españoles del siglo XX. San Sebastián tiene a Eduardo Chillida y Orio a Jorge de Oteiza, Guernica a Agustín Ibarrola, Ciudad Real a Antonio López, Lanzarote a César Manrique, Gran Canaria a Martín Chirino, Barcelona a Pablo Gargallo, Susana Solano o Jaume Plensa, Valencia a Julio González, Madrid a Juan Muñoz o Mateo Inurria, Asturias a Eduardo Úrculo, Almería a Juan Cristóbal, Zamora a Baltasar Lobo, Palencia a Victorio Macho, Cáceres a Enrique Pérez Comendador, Santander a Navarro Baldeweg, Alicante a Eusebio Sempere, Teruel a Pablo Serrano, Almansa (Albacete) a José Luis Sánchez, Mérida (Badajoz) a Juan de Avalos y en la Comunidad de Madrid tenemos a Pablo Palazuelo en Galapagar, Adolfo Schlosser en Bustarviejo y Eva Lootz o Alberto Sánchez representando a los expatriados en uno u otro sentido. La escultura emblema de Majadahonda tiene nombre de mujer y se llama Carmen Perujo, autora de tantas obras maestras en la ciudad, quien a sus 89 años y con una salud de hierro (nunca mejor dicho) es la autora de una obra original y muy vinculada a su trayectoria: su célebre “Paloma de la Paz“.

Mosaico de Carmen Perujo en la Casa de la Cultura de Majadahonda

El mosaico de la Casa de la Cultura “Carmen Conde” es mano suya, al igual que la escultura más interesante enclavada en el Parque de Colón de Majadahonda, que sin embargo no posee ni siquiera una modesta placa que recuerde a su autora. Por ello desde MJD Magazin vamos a organizar un homenaje desde la sociedad civil con motivo de su 90º aniversario para que se lleve a cabo su viejo sueño: crear el Museo al Aire Libre “Carmen Perujo” en los jardines de la Casa de la Cultura, con obras suyas y de artistas de su generación cuyas donaciones ella misma se comprometió a conseguir. Nadie le hizo caso pero ahora vivimos otro momento más propicio al arte y la cultura: cualquier persona puede pertenecer a esta Comisión, que pretende dar impulso a este homenaje y a este sueño (basta enviar un correo a redaccion@majadahondamagazin.es), que se celebrará -con o sin museo– el 7 de marzo de 2020 con motivo de su 90º cumpleaños. En él intervendrán diversas personalidades del mundo del Arte y de la Cultura de España y del resto del mundo para reivindicar la calidad artística y humana de esta artista tan vinculada a esta ciudad.

Estudio de Carmen Perujo en Majadahonda

Deja un comentario

Su correo no será publicado.