La Policía de Majadahonda aconseja a los mayores como evitar robos en el Mercadillo

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JULIA BACHILLER. El Club de la Tercera Edad Reina Sofía de Majadahonda contó este miércoles con la presencia de tres miembros de la policía local pertenecientes a la unidad de prevención de seguridad ciudadana. Con su dilatada experiencia en las calles, ofrecieron a los presentes una detallada charla sobre cómo evitar robos, hurtos, timos y estafas, dirigida a este colectivo tan vulnerable como son nuestros mayores pero en el que cualquiera pude verse reflejado. Sus explicaciones y asesoramiento en materia de seguridad descubrieron a los presentes los errores que inconscientemente cometemos y con lo que facilitamos vernos expuestos a sufrir cualquiera de estas desagradables situaciones. En relación con los consejos y recomendaciones para evitar robos y hurtos, se refirieron especialmente a los diferentes escenarios en los que pueden tener lugar: calle, domicilio, viajes, bancos y comercios. De una manera resumida, fueron los siguientes: Robos en el Mercadillo. La charla comenzó con algunas recomendaciones para aquellos que visitan el Mercadillo de Majadahonda. “Estamos en un municipio tranquilo, pero los descuideros están a la orden del día”, señalaron estos agentes.

El mercadillo es uno de los lugares al cual acuden gran número de personas y ante la distracción provocada en algunos puestos donde se rebusca entre los productos, son muchas las ocasiones en las que las mujeres descuidamos el bolso, llegando en ocasiones a situarlo en la parte trasera para que no estorbe. Todo ello unido a las personas que nos rodean facilita la sustracción del contenido de su interior. Recomendación: 1- Distribuir los objetos personales, llaves, móvil, dinero, documentación… por nuestra indumentaria, no llevarlo todo dentro del bolso, el cual llevándolo cruzado y en la parte delantera, evita en gran medida tanto un tirón como el acceso a su interior. 2- Acudir con sumas de dinero moderadas: se han dado casos en que las víctimas portaban hasta 500€ para realizar compras.

Robos en la calle. Otro curioso consejo mencionado fue el de prestar atención “a los excesos”. Esta recomendación está relacionada con las muestras de excesivo cariño por una persona que dudamos conocerla. Esta situación puede ser el comienzo de un robo, distrayendo nuestra atención con muestras de cariño mientras nos sustraen el reloj, las joyas o la cartera. Otro ejemplo que mencionaron los policías: “El exceso de maquillaje en una mujer a la cual desconocemos e insiste en agradarnos para hacernos recordar que sabemos quién es, constituye una técnica que utilizan las ladronas para en caso de ser detenidas, una vez retirada la pintura del rostro, no sea reconocida por la víctima”.

Robos en casas. “El domicilio es la caja fuerte de todos ustedes, dinero, joyas, recuerdos… y el delincuente lo sabe: de quien depende que no entre es de ustedes”. Abrimos la puerta sin asegurarnos en ocasiones de quién llama con tan solo oír un “Soy yo”. Salimos por un corto espacio de tiempo y no cerramos con llave la puerta, tan solo la cerramos con el resbalón. Y en caso de estar dentro exactamente igual. El dormitorio principal es el lugar habitual donde se guarda el dinero y las joyas, siendo “oro y dinero” lo que actualmente buscan los ladrones. Recomendación: verificar a quien abrimos la puerta. En caso de no estar seguros, evitar hacerlo. Cuando estamos en casa o si salimos, procurar mantener la llave echada a la puerta. “El 90% de los robos en domicilios en Majadahonda los realizan con un papel de radiografía” introducido entre el cerco y la puerta, el cual hace saltar el resbalón y su apertura en cuestión de segundos. Por corto que sea el espacio de tiempo en el cual nos ausentemos del domicilio, no olvidar cerrar con llave. Distribuir los objetos de valor por las distintas estancias de la casa. Y guardar fotografías de nuestras joyas: en el caso de los relojes, por la parte trasera tienen un número de identificación, esto facilitará el recuperarlos una vez la policía los haya localizado.

Robos en garajes. También hubo recomendaciones para las personas que dejan sus vehículos apartados en garajes, especialmente para aquellos cuya puerta está controlada con mando a distancia. Recomendación: esperar a que el cierre de la puerta se realice, con eso evitaremos facilitar el acceso de cualquier individuo andando al interior del garaje. No dejar dichos mandos en el interior del vehículo ya que es una manera de proporcionar la llave de salida del lugar. En beneficio de los demás vecinos, en caso de duda de robo o extravío comunicarlo para que la clave sea modificada.

Robos a la salida de un banco o en cajeros. En relación con los bancos fueron recordados los consejos habituales. Evitar los cajeros exteriores, cancelar la operación en caso de que alguien se acerque a hacernos una consulta, o cederle el uso del cajero si desconfiamos de él para que realice su operación. No sacar sumas elevadas de dinero sin compañía de algún familiar o amigo que nos acompañe. Y una advertencia muy bien dirigida a estas personas mayores: “Se dan muchos casos en los que son atendidos por personas contratadas para su atención. Estas personas las acompañan al banco y en ocasiones interactúan con su consentimiento en el cajero o bien están presentes en las operaciones en el interior, consultando su saldo o realizando operaciones bancarias. Hay que procurar evitar esta situación ya que los empleados del banco están cualificados para atender y aclarar las dudas de cualquier persona y de cualquier edad. Por tanto, es conveniente evitar que estas personas de servicio o atención personal estén presentes, en muchos de los casos no son ellas las que efectúan los robos sino terceras personas asesoradas por los conocimientos que estas les ofrecen.

Robos en vacaciones: En las épocas de vacaciones de verano o Semana Santa, evitar en la medida de lo posible dar a conocer nuestra ausencia, tan solo a las personas de confianza y cercanas. Curiosamente nuestros mayores son asiduos usuarios de las redes sociales, como así aseguraron al formularles la pregunta. Con unas recomendaciones en cuanto a la seguridad en las redes se comprometieron a dedicarles otro día a este tema, ya que suscitó bastante interés en los presentes. Para finalizar se facilitaron unos número de teléfono, los cuales se recomendó dejarlos anotados en una pegatina bajo el mismo para facilitar su localización, dando prioridad al 092, que es una línea directa con la Policía Municipal de Majadahonda. También el de la Guardia Civil de Majadahonda 916029713, y por ultimo el 112, teléfono de emergencias aunque este último no es recomendable si no hay heridos, pues puede demorar nuestra solicitud ya que el operador que nos atenderá tiene que comunicarlo antes a nuestro municipio.

Una respuesta para "La Policía de Majadahonda aconseja a los mayores como evitar robos en el Mercadillo"

  1. Antonio Ocaña   18 enero, 2019 at 12:52 pm

    ¿Y si en vez de dar consejos se dedicarán a patrullar por el mercadillo en lugar de estar de charla en los coches?.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.