La policía investiga si las víctimas del “descuartizador” de Majadahonda podrían ser incluso más de 2

Suscríbete gratis a nuestras noticias
s53wCWU-
Vecinos de la zona son preguntados por la prensa. Álvaro Piélago ©

 ÁLVARO PIÉLAGO / CLAUDIA RIGAL. La investigación policial en torno al presunto “descuartizador” continua en Majadahonda. El hombre, de unos 30 años, fue detenido y puesto a disposición judicial la semana pasada después de que la Guardia Civil acudiera al domicilio a preguntar por la mujer de nacionalidad argentina desaparecida. Fuentes policiales aseguran que en la casa se podrían haber encontrado 6 ADNs distintos, por lo que barajan que los asesinatos puedan ser más.

Parte de atrás
Parte de atrás de la vivienda. Álvaro Piélago ©

Tal y como publicaba este jueves MJD Magazin, la Policía y la Guardia Civil empezaron a investigar tras la denuncia por desaparición que realizaron familiares de esta mujer argentina y el aviso de varios vecinos de la zona, al ver al detenido depositar varias bolsas de basura en diferentes contenedores de la urbanización a altas horas de la madrugada. Al parecer, los familiares de la mujer argentina, de unos 50 años de edad, llevaban varios días sin poder contactar con ella. La policía se presentó en el domicilio del detenido, que había alquilado una de las habitaciones a esta mujer. El hombre se mostró reacio a dejar pasar a los agentes a inspeccionar el domicilio y entró en contradicciones ante las preguntas que le realizaron. Esto hizo sospechar a los policías, que pidieron la orden judicial para registrar la vivienda. El juzgado de Majadahonda concedió la orden y la policía encontró la casa recién pintada. Al inspeccionar el domicilio, el departamento científico de la Guardia Civil encontró restos de sangre bajo la pintura.

garanje
Goma en la puerta del garaje de la vivienda. Álvaro Piélago ©

Según los propios vecinos de la zona que fueron testigos oculares de todo el operativo, se habrían encontrado en la vivienda varios documentos relacionados con la identidad de diferentes mujeres. Fuentes policiales confirmaron a MJD Magazin la posibilidad de haber encontrado al menos 6 ADNs diferentes en la sangre encontrada en la vivienda, a la espera de los resultados definitivos. En el registro del domicilio los agentes encontraron una picadora industrial en el garaje del chalet, que se encontraba con la puerta precintada con plásticos y con una goma en los bajos de la misma, supuestamente para aislar por completo el garaje.

La investigación policial se centra ahora en la búsqueda de los cuerpos en los vertederos de Majadahonda y de Pinto, ya que presuntamente el detenido los habría descuartizado y depositado en los cubos de basura. La principal hipótesis oficial es que la mujer argentina fue asesinada en la vivienda, aunque no se descartan otras opciones.

La propietaria del inmueble, Liria H.H., tía del detenido, podría haber sido otra de las víctimas. El administrador de la comunidad informó a los vecinos que la propietaria se encontraba en una residencia. Sin embargo, a la Policía no le consta que la propietaria haya estado en algún centro de mayores, ni tampoco que haya fallecido.

Según publica este viernes el diario El País fuentes policiales describen la declaración de este hombre como “muy fría”, como si no fuesen con él las preguntas de los agentes. Durante el periodo en que el detenido residió en la vivienda, realizó todos los pagos en mano al presidente de la Comunidad, y habría realquilado en estos últimos 5 años habitaciones al menos a 8 personas, 4 mujeres y 4 hombres. Por el momento la investigación tiene varias líneas abiertas. Y el barrio de La Sacedilla se llena cada día de más medios de comunicación en busca de información mientras los vecinos y vecinas se encuentran a la espera de que alguna autoridad oficial “proporcione alguna explicación”, según trasladaron a MJD Magazin algunos de los consultados.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.