“Las 10 canciones de la Historia del Rock español que trastocaron mi vida” (y III)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Odio Paris

GREGORIO Mª CALLEJO. A ninguna de estas canciones se le pueden atribuir los tópicos a los que me refería al principio de esta artículo, no cambiaron la Historia de Rock… pero podían haberlo hecho con toda justicia. La mía sí que la trastocaron un poco. Espero que os gusten: 8- Odio París:Rendición”. En 2016 esta banda barcelonesa publicó su álbum “Cenizas y Flores”. Un disco lleno de shoegaze inteligente y moderado, pero también desbocado cuando tiene que serlo. “Cenizas y Flores” evoca un lugar decadente de nuestra alma, un espacio quizás ya lejano y turbio. “Rendición” comienza con un riff largo, pausado, contenido y no exento de tono épico, como los de aquellas bandas ochenteras tipo “The Alarm” o “Sideway Look“. En él, en esa melodía inicial, se acaban camuflando un millón de notas profundas y una historia sobre algo que se ha roto, contada a media voz. Una joya.

Gregorio Mª Callejo

9- Los Planetas: “Estos últimos días”. Pues sí, otra trampa. Porque esto se grabó en 1994, cuando yo tenía 22 añitos y todos nos quedamos estupefactos con este disco de granadinos. Éste disco sí que cambió muchas cosas en el rock español. “Super 8″. “Los Planetas” canalizaron y compendiaron el desbordante impulso de cientos de bandas de la revolución indie de principios de los años noventa. “Super 8″ sí que es objetivamente un disco fundacional. Letras inteligentes, noise, shoegaze, pasados por su particular toque granadino. “Estos últimos días”, una preciosa canción de desamor.

La Bien Querida

10- La Bien Querida: “9.6”. Posiblemente a ella misma, a Ana Fernández, no le parezca en absoluto la canción más brillante de sus melódicas y punzantes historias de amor. Esta historia de flechazo instantáneo y noche loca de pasión tiene dos versiones: una “tecno” y otra melódica (“9.6 en casa de Ana”). A gusto del consumidor, las dos son excelentes. Desde que dice aquello de “El día que te conocía, tenías el pelo alborotado”, la dulce voz de Ana te arrastra, te hace bailar y emocionarte. Todos los discos de “La Bien Querida” son producciones muy cuidadas, con letras inteligentes que tratan de sondar el alma. “9.6” es mi capricho.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.