Las roturas y el vandalismo le cuestan a Majadahonda 300.000 euros

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

997545FEDERICO UTRERA. El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Majadahonda, Ricardo Riquelme (PP), logró que el pleno le aprobara 300.000 euros más para obras de mantenimiento de la ciudad, pero no fue fácil. Como sería el fuego cruzado entre Gobierno y Oposición que exclamó: “Este contrato funciona y me estoy cansando…”. Ahí se paró. Y apostilló: “Lo digo sin acritud”. Sus explicaciones y actitud comedida le dieron también el voto al PP para sacar adelante la prórroga del contrato de limpieza, que defendió la concejala Africa Sánchez (PP).
evolucion_economico¿Qué estuvo a punto de sacar de sus casillas al impasible Riquelme? Las dudas de la Oposición sobre las obras y la constructora que las realiza. Comenzó Ana Elliot (Cs): “no las vemos claras”. Y recordó que Asfaltos Vicálvaro estaba en la “Operación Asfalto” de la trama Gürtel, por lo que reclamó más “transparencia, memoria y previsión, escrupulosidad en los pliegos y más concreción en el gasto” de la Concejalía, a la que pidió una memoria mensual de actuaciones para comprobarlas. Sobre la limpieza, exigió “el cumplimiento del contrato, lo contrario a lo que nos tienen acostumbrados”.

Captura de pantalla 2016-02-23 a las 12.10.06Siguió Zacarías Martínez Maíllo (PSOE): “mejor no recordar lo de esa época”, dijo como aperitivo. Todos lo entendieron. La constructora “se lleva 8,6 millones en la legislatura, a razón de 2 millones largos anuales con el IVA”. Y luego aclaró: “Fue una adjudicación monopolística sin publicidad ni concurrencia y los vecinos se rascan el bolsillo para hacer cosas que debían estar incluidas. Reconocemos la necesidad de las actuaciones, pero no como se opera: hay un derroche manifiesto y no tenemos ni la más remota idea de los costes reales”.

Captura de pantalla 2016-02-23 a las 12.10.33“A mi me salen 200.000 euros menos, pero yo no discuto los precios, la duda es como se gastan”, matizó Alberto Moreno (Somos). También Juancho Santana notó “el esfuerzo por aclarar cosas poco claras” y Mercedes Pedreira (Centrista) mencionó “la época un poco complicada” en la que se hizo este contrato, por lo que “yo no puedo dar 300.000 euros sin saber exactamente por lo que se dan, y no he conseguido aclarar donde va el dinero”. Las sonrisas del debate las arrancó el cambio de nombre de la empresa que hace las obras, aspecto que no pasó inadvertido para Alberto Moreno y Mercedes Pedreira (“cambio de nombre y de manos”) y que Africa Sánchez (PP) respondió con igual sorna: “También cambió el nombre el PCE a IU y Podemos a Somos”, al tiempo que señalaba que los directores “están bastante contentos con la limpieza de los colegios”.

Captura de pantalla 2016-02-23 a las 11.43.00Riquelme (PP) cerró el debate con su versión y, lo que más cuenta, con sus votos y los de la abstención de Cs, PSOE y Centristas, ya que se opusieron Somos e IU: “No hay un solo imputado en la empresa (Asfaltos Vicálvaro) y no podemos impedir que acuda a la licitación. Retó a los socialistas a denunciar sus dudas y recordó que “servicios técnicos, jurídicos e interventor” avalaron al ganador del concurso. Estos 300.000 euros nuevos son “para roturas, vandalismos” y recordó que el jefe de servicio de Mantenimiento e Infraestructuras compareció ante los concejales para disipar dudas: “No hubo respuestas ni nadie se interesó por un contrato que lleva 1.200 actuaciones con fechas, facturas, peones, fotos de antes y después de la obra. No sé que necesita más”, le dijo a Mercedes Pedreira. Eran 164 kilómetros de saneamiento “a propuesta de los vecinos”, 12 calles, 22.500 m2, 12 aceras estrechas, barreras arquitectónicas, 24 pasos de peatones, 7 fuentes… Riquelme agradeció solo el voto de Cs: “Mi despacho está abierto, con o sin mayoría absoluta porque mi lema es máxima profesionalidad y máximo rigor”.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.