La carretera secundaria de Avila donde se dejó la vida el capitán del equipo de hockey hielo del SAD Majadadonda, Oscar Estrada, sigue sin advertir el mal estado del firme, existiendo todavía “una señal de recomendación de velocidad oculta por las ramas de los árboles”, según ha denunciado a MJD Magazin el padre del deportista, Jesús Estrada y puede apreciarse en la fotografía. De acuerdo a la documentación que obra en su poder, un informe técnico realizado el 12 de noviembre y presentado al Juzgado de Instrucción Nº 2 de Ávila, “determina que la causa principal del accidente fue la existencia de un abultamiento sin señalizar de 5,7 cm de altura”. Funcionarios y políticos de la Junta de Castilla y León son los responsables del mantenimiento de la misma y los padres del deportista quieren aclarar que decisiones tomaron sobre la carretera antes del suceso, ya que era un “punto negro” que no fue subsanado. Para ello han contratado un bufete de abogados y están dispuestos a ir a Avila para movilizar a los medios de comunicación locales e instarlos a que investiguen lo que sucedió.

En el informe en poder pericial de los padres de Oscar Estrada “se han detectado fallos en la señalización de la carretera”. Una fotografía desvela la existencia de una señal de velocidad recomendada a 40 Km oculta por ramas. “El abultamiento reparado rápidamente tras el accidente, con fecha 12 de noviembre, se está levantando de nuevo ahora en sentido Burgohondo”, señala el padre de la víctima, que añade que “a pesar de haber enviado este informe con fecha 22 de noviembre, la señal sigue oculta”.

“Además en la zona del accidente donde existe un cruce, han podado un árbol delante de una señal, pero dejándola todavía oculta. ¿Cómo es posible esta actuación?”, se queja Jesús Estrada, que afirma que el objetivo de su acción judicial es “evitar nuevos accidentes porque el riesgo se ve comprometido por estas actuaciones”. También añade que la carretera AV-902 “es un punto negro, publicado por Tribuna Ávila el 7 de octubre de 2015, sin embargo no se señalizó nunca este abultamiento de 5,7 cm. Esta inacción ha costado una vida. “No obstante confiamos en que la justicia actúe, y abra las diligencias de investigación y de responsabilidad que hemos solicitado”, añade Jesús Estrada. En este sentido hace mención al informe sobre el estado de las carreteras publicado por la agencia Europa Press, que considera “muy revelador”.

La señal de tráfico, tapada por las ramas

 

Majadahonda Magazin