MIGUEL SANCHIZ. Nelson Mandela, en una entrevista periodística preguntó: “¿Vas a hacer algo para que tu comunidad mejore?. Esas son las cosas importantes de la vida”. Desde hace 115 años, los rotarios del mundo habíamos incorporado el servicio a los demás como un ideal en nuestra vida. Esta vez, durante los días 12, 13 y 14 de junio (2020), durante 20 horas en total, 18 rotarios, 3 rotaractianos (jóvenes rotarios ) y 7 voluntarios entregaron su tiempo a recoger alimentos para los mas necesitados y han conseguido 5 toneladas de alimentos en solo 20 horas de trabajo repartidas en 5 turnos de 4 horas. Y además, para darle una pátina de calidad humana y categoría intelectual, nuestra rotaria Guadalupe Veloso, doctora en Ciencias Exactas y con 92 años a cuestas, quiso dar testimonio de rotarismo y se presentó en el Hipermercado de E. Leclerc “para colaborar”. Su presencia fue la mejor colaboración. El espíritu rotario se demuestra en todos los momentos y el propósito de estar unidos en cualquier acto que emprendamos bajo la dirección de un líder que hemos elegido, nos hace invencibles. La aportación de E.Leclerc en la persona de sus empleados y su director general, Philip Bach, ha sido clave en el éxito de la operación. Al cierre ha completado nuestra recolección con 300 kilos de alimentos. Nos hacia mucha ilusión alcanzar las 5 toneladas. Muchas veces los grandes éxitos están salpicados de pequeñas ilusiones.

Guadalupe Veloso, voluntaria rotaria de 92 años

Y ya, cuando llegamos al final de la jornada y era la hora del adiós, fue el momento de darnos las gracias, intercambiar saludos y emplazarnos hasta la próxima. Pero no, nosotros no lo hacemos así. El agradecimiento en la mayoría de las veces no tiene más expresión que “gracias”, una manifestación de cortesía y buena educación. Es bueno dar siempre las gracias, hasta por la cosas más banales. La gratitud es otro concepto distinto, las gracias están en la mente, la gratitud se mantiene en el corazón. Uno tiene sus raíces en el presente, el otro abarca toda la vida. El agradecimiento, como acto normal y corriente, se produce con mucha frecuencia y a lo largo del día, repetidas veces. La gratitud puede surgir de repente por un gesto o acto único que, por excepcional y generoso, nos queda marcado para siempre. Fuera de esta reflexión y sin que tenga referencia en ella, la tarde de este domingo 14 de junio hemos tenido una gratísima y encantadora sorpresa: el grupo de concejales de Ciudadanos nos ha visitado y se ha sumado a la cola para aportar su contribución. Gracias. Prometida quedó una camiseta de Rotario para Alex, el hijo de Inés Arrimadas. La cercanía se agradece. Y así, con una nota anaranjada, terminó nuestra campaña “Majadahonda en Acción“, con agradecimiento especial a nuestros patrocinadores Envialia, MJD Magazin y TV Oeste y con el resultado de 5 toneladas de alimentos para los majariegos más necesitados, a la espera de iniciar en próximas fechas más acciones similares. Para eso estamos los rotarios: para servir y ayudar.

Majadahonda Magazin