Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Exitoso concierto «cinematográfico» de la Banda de Música de Majadahonda y lamentable actitud de algunos transeúntes

JULIA BACHILLER. La Banda Municipal de Música de Majadahonda, bajo la dirección de Miguel Fernández de la Peña, deleitó este sábado 21 de mayo (2022) a numerosos asistentes con un memorable concierto que tuvo lugar en la Plaza de Colón. El evento musical iba a dar comienzo a las 21:00 horas, pero debido a las inclemencias del tiempo retrasó su inicio media hora. La adversa climatología por suerte dio un respiro para que el público disfrutara del magnífico programa seleccionado para la ocasión con las bandas sonoras de famosas películas como The Lion King, Cinema Paradiso, Suite on Celtic Folk Songs, Hallelujah, The Star Wars EPIC, La La Land, y como broche final Guardianes de las Galaxias. La calidad de estos músicos de la Escuela Municipal Enrique Granados provocó numerosos aplausos, a pesar de la adversidad provocada por las rachas de viento, que en algunos momentos incluso hacían volar las partituras. Como bien anunciaba su director, “tras meses de ensayos y con mucha ilusión ponemos todo a punto para el concierto de esta tarde. Han sido más de 2 años de espera, pero ¡Por fin! Volvemos a tocar al aire libre para traer alegría a nuestras calles. ¡Que suene la música! ¡Y que nunca deje de hacernos soñar!”. Tan solo se registró una incidencia, y no tuvo que ver con el magnífico concierto sino a cauda de la falta de sensibilidad que mostraron algunos asistentes, espectadores o transeúntes, que o no valoraban o no sabían valorar con el suficiente respeto el trabajo y la ilusión de estos músicos, que durante años se preparan con esfuerzo para dar a conocer sus melodías.

Julia Bachiller

Julia Bachiller

Con ello me refiero a los que acuden con sus mascotas y las permiten ladrar. O a los padres que toleran el griterío de los niños que se comportan así ante la pasividad de sus progenitores. O los que pasan por casualidad por el lugar y no tienen la educación o sensibilidad de bajar el tono de voz aunque vean que frente a ellos hay una orquesta tocando. O los que paran su moto en un lugar cercano y provocan una interrupción en el concierto hasta que deciden alejarse del lugar. Quizás un servicio de policía municipal hubiese servido para sonrojar a los maleducados que no guardan las más elementales normas de urbanidad. Pero mejor olvidar todo ello y mantener el buen sabor de boca y la dulzura de oído que este concierto dejó a los asistentes. Tan solo finalizar felicitando a todos sus componentes y animarlos a que continúen alegrándonos la vida con conciertos, tan llenos de alegría y vida como este que presenciamos, que contó además con la presencia y respaldo de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Majadahonda, Nuria Wilde (PP).

Majadahonda Magazin