Pandemias históricas en Majadahonda (I): el fallecimiento de Rufino y Alfonso Bustillo por la gripe de 1918-20

Suscríbete gratis a nuestras noticias
El auditorio municipal de Oakland (EE UU) se usó como hospital temporal para los afectados por la pandemia de 1918. ©Getty

DARIO BUSTILLO. Estoy seguro que recordaréis las “Historias de Majadahonda Siglo XX”, dentro de las memorias que escribió mi padre, Crescencio Bustillo, que se publicaron en esta revista por capítulos durante los dos últimos veranos de 2018 y 2019. En ellas, mi padre narraba por un lado las costumbres, anécdotas, y circunstancias de los diversos personajes del pueblo durante buena parte del primer tercio del siglo XX, y después contaba en primera persona, sus propias vivencias personales desde su fecha de nacimiento en 1907, hasta el estallido de la Guerra Civil Española en el mes de julio de 1936, en que se incorporó al frente para luchar defendiendo a la República. En sus memorias hay una parte inédita que, por una cuestión de intimidad y privacidad, no se ha llegado a publicar, y que se refiere a las biografías de cada uno de los miembros del clan familiar. Por una cuestión de actualidad por las extraordinarias circunstancias que estamos viviendo durante estos días, voy a contaros de una manera breve, la biografía de dos de los miembros de mi familia, concretamente la de mi abuelo paterno Rufino, y la de mi tío Alfonso, también por vía paterna. Ambos, a parte del vínculo de ser padre e hijo, desgraciadamente tuvieron en común dos muertes muy parecidas, probablemente debidas a la pandemia que sufrió España y el mundo entero, la mal llamada “gripe española”, que nos asoló en el período 1918-1920.

Darío Bustillo

No tengo ninguna evidencia cierta que esas muertes fueran debidas a la gripe, porque mi padre no lo reflejó exactamente así en sus memorias, pero por las fechas en que murieron (durante el año 1920), y lo que sí refleja mi padre, según cita textualmente en sus memorias, los dos murieron por “aquella terrible enfermedad”, y de una “pulmonía doble”. Mi abuelo tenía 51 años cuando murió, y mi tío estaba a punto de cumplir los 15 años. Por sus edades, no estaban dentro del grupo de personas de riesgo, aunque tengo entendido que la gripe del 18 fue especialmente virulenta en todo el mundo. Existen muchas posibilidades que su fallecimiento fuera debido a la gripe, que en 1920 estaba dando ya sus últimos coletazos, pero debido al tiempo transcurrido, creo que jamás podremos tener la evidencia. Sin más preámbulos, paso a detallaros sus biografías de una manera breve, para que sepáis quienes fueron estos dos majariegos, que nacieron, vivieron y murieron en el pueblo de Majadahonda, durante el último tercio del siglo XIX y primeros años del siglo XX. Próximo capítulo: Rufino Bustillo Calvo, el militar compañero del célebre “Cascorro”

Deja un comentario

Su correo no será publicado.