MANU RAMOS. El ex concejal del PP de Majadahonda, José Luis Peñas, ha concedido una entrevista al diario ABC en el que avanza su valoración de la sentencia que le rebaja la pena por corrupción a casi 5 años de cárcel a cambio de haber colaborado con la Justicia. Sin embargo, “Pepe Peñas” (así es conocido en Majadahonda) tendrá que pisar la cárcel si no se produce un indulto, que han pedido empleados del Ayuntamiento de Madrid, donde es funcionario. “Reivindica los fondos que ha recuperado el Estado gracias a su actuación y clama contra el desamparo que sufren los denunciantes de la corrupción”, dice el periodista Javier Chicote, que le pregunta: ¿Qué siente al tener que pedir un indulto al Gobierno después de destapar una trama de esta dimensión?. Y él responde: “Lo del indulto fue espontáneo, surgió de mis compañeros del Ayuntamiento de Madrid, que me llamaron tras la sentencia del Supremo y me dijeron que iban a recoger firmas. A mí no me gusta decirlo tan directo, pero sí, yo destapé la Gürtel y ahora tengo que pedir el indulto al Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Quién va a denunciar la corrupción en este país? Te meten en la cárcel y un millón de euros de responsabilidad civil…”.

Javier Chicote

A su compañero de escaño y tropelías, Juanjo Moreno, que también era concejal del PP en Majadahonda, además del millón de euros que menciona, le han condenado a 17 años. Casi nada…, dice Chicote. Y Peñas aclara: “Él no firmó la denuncia (no ha tenido atenuantes), pero me dio sus grabaciones, me autorizó a presentarlas y lo ha corroborado todo. Su papel fue fundamental y le han caído 17 años de cárcel. Tiene más de 50 y antes de 8 no va a empezar a salir… Esto con una acusación de haberse beneficiado de 4.000 euros (otros delitos de la condena no implicaban lucro). Es desproporcionado. ¿Eso es proteger a quienes denunciamos la corrupción? ¿Dónde quedan las recomendaciones de la Unión Europea?”.

Y cuando al ex edil del PP se le pregunta si reconoce los hechos por los que le han condenado, concluye: “Ahora soy más pobre de lo que era. Gestionaba 30 millones de euros de presupuesto como concejal en Majadahonda, y me llegaron a ofrecer dinero, pero lo rechacé. Fui a la Fiscalía y lo denuncié todo sin pedir nada a cambio, ningún tipo de inmunidad, porque no había cometido ningún delito. Si me hubiera subido al carro de Correa tendría mi vida y la de mis hijos solucionada. Mi condena se debe a su testimonio. Me tenía ganas, lógicamente”. No parece que esa “vida solucionada” sea la de “Paco” Correa, que se cayó con todo el equipo y saldrá de prisión con más de 70 años. Por eso el periodista le pregunta si ha pasado años duros y ha tenido algún problema de salud: “No he tenido ningún apoyo como denunciante por parte del Estado y he pagado un coste personal, junto a mi mujer y mis hijos. Además, el sistema inmunitario lo tenía muy ocupado cuando me atacó un cáncer, centrado en no caer en una depresión. Lo gané, pero ha vuelto. Me tienen que quitar un segundo melanoma“.

Según revela la periodista Isabel Sanz en Nius Diario, una de las personas que ha apoyado su petición de indulto es la histórica abogada Cristina Almeida, que subraya además que Peñas no puede ser abandonado por la Justicia: “Si castigamos a las personas que se han atrevido a denunciar la corrupción y que sufren todas las amenazas de los corruptos, no pueden ser abandonado por la justicia”, ha escrito Almeida, una de las fundadoras de Izquierda Unida. El texto de la petición de clemencia al Gobierno asegura que Peñas “ha sufrido amenazas de muerte, ataques contra su persona y la de su familia por parte de quién se veían involucrados”, pero insiste en que él “ha sido firme” y en que “pudiendo vivir sin problemas, muy bien económicamente hablando, renunció a todo ello por denunciar las maneras mafiosas del que era su partido”.

Majadahonda Magazin