El periodista Paco González (Cope) revive el secuestro familiar en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

Pco González y su esposa“Ambos le ordenaron que cambiase el rumbo y se dirigiese a Majadahonda. «No queremos tu dinero, vamos a matarte», le dijeron a la conductora. Al parecer, la pareja había aparcado previamente un coche en los alrededores del cementerio de Majadahonda y se había acercado caminando -tres kilómetros- hasta el colegio del hijo de Paco González. El conductor Jesús Barrantes, que pasaba por allí con su furgoneta, paró para socorrer a las cautivas y consiguió que los atacantes saliesen corriendo”. Este estremecedor testimonio ha tenido que ser revivido por el periodista deportivo Paco González (Cope): su agresora, la “fan” y acosadora, Lorena Gallego, ha visto como la policía interceptaba una de sus cartas en la que desde la cárcel da de nuevo numerosos datos de la vida de las mujeres y ofrece 6.000 euros como pago. «Quiero que el trabajo se haga bien», escribe, pese a haber pasado dos años tras la agresión que acabó con su encarcelación por intento de homicidio. La obsesión enfermiza por Paco González que le llevó a cometerlo parece no haber remitido y el programa “Espejo Público” ha descubierto ese nuevo intento de asesinato.

Paco González y la fan asesina
Paco González y la fan asesina

“Paco González y su familia reviven dos años después la pesadilla que les hizo vivir una fan del locutor, que obsesionada con él, intentó matar a su hija y a su mujer. Ahora ha trascendido, según el programa Espejo Público, que la acosadora encargó a varios sicarios que las matasen desde la cárcel”, escribe La Voz de Galicia. Y añade: “La vida de Paco González dio un vuelco absoluto a comienzos de febrero del año 2014 cuando su mujer Maite y su hija mayor María sufrieron una agresión que a punto estuvo de costarles la vida. La ahora encarcelada, Lorena Gallego, interceptó el coche en el que viajaban junto a un amigo, Iván Trepiana. Maite acababa de dejar a su hijo pequeño en el colegio y, al volver al coche, los dos se metieron inesperadamente en el vehículo. Uno de ellos amenazó a la conductora con un cuchillo en el cuello y le ordenó que arrancase. Ambos le ordenaron que cambiase el rumbo y se dirigiese a Majadahonda. Aunque su progenitor sí reconoció la obsesión que tenía por el periodista de Tiempo de juego: “La niña se encariño. No sé si era porque él era mayor y se sentía protegida o por qué; yo creo que Paco González vio la situación y quiso romper la relación”, e incluso relató que viaja en numerosas ocasiones desde Valladolid a Madrid para asistir como público al programa deportivo. Algo que le llevó a confesar a su padre: “Papá, le amo mucho”.

Captura de pantalla 2016-02-19 a las 13.32.21Dentro de su vehículo habían dejado una mochila que contenía unos grilletes y una sábana. Todo apunta a que los dos jóvenes planeaban un secuestro. Pero los planes se torcieron cuando la hija del locutor deportivo -María que tenía 19 años en aquel momento-, aprovechando un momento de confusión de los atacantes, consiguió salir del coche y huir. Lorena salió tras ella e Iván se quedó forcejeando con la mujer de González en el interior del coche. La hirió gravemente en el pecho. En el exterior, la secuestradora alcanzó a la hija del periodista y ambas se enzarzaron en una pelea hasta que una furgoneta, que pasaba por el lugar, vio la escena, paró para socorrer a las cautivas y consiguió que los atacantes saliesen corriendo. La mujer del locutor tuvo que ser intervenida de urgencia de cinco puñaladas. Y en efecto, Mayte y la hija de González, María, fueron ingresadas de urgencia en el Hospital Puerta de Hierro tras recibir varias puñaladas de una pareja de agresores que tenían como objetivo secuestrarlas. La intervención heroica de María y de Jesús Barrantes -el conductor que se encontró con la escena- logró salvar la vida de ambas.

 Jesús Barrantes
Jesús Barrantes

Según informó el programa de Ana Rosa, Jesús Barrantes, el hombre que el día del asalto la auxilió, recibió una carta de la víctima: “Muchas gracias. Me haces llorar. Esa mañana iba hacia el gym después de dejar a Iñigo y en un segundo mi vida giró en una pesadilla y ya no puedo ir. Hemos luchado por salvar la vida y hemos ganado, pero aunque las heridas físicas tardarán en curar lo peor es la mente”, le ha escrito Mayte a Jesús. A pesar del asalto, Mayte está convencida de que el tiempo curará las heridas. “Mi hija, mi ángel de la guarda, tú mi salvador y yo tengo que sacar fuerzas para pensar que me han puesto la vida del revés pero que no me han quitado nada, solo la sonrisa. Es muy duro pero sé que con el apoyo de todos lo conseguiré. Soy fuerte. Gracias por todo. Espero verte pronto. Un beso muy fuerte. Muy emocionado, Jesús mandó un mensaje de ánimo a Mayte, a la que le une ya un vínculo inquebrantable. “Pido que Mayte y María se recuperen y vuelvan a la  normalidad. Le va a costar bastante, va a necesitar ayuda y va a ser muy largo”, ha dicho Jesús, que cree que Paco González lo está pasando muy mal. “Creo que ha llorado muchísimo y lo está pasando fatal.”

Lorena seguía a Paco González
Lorena seguía a Paco González

Paco González había denunciado a la policía previamente que estaba su familia estaba sufriendo amenazas y los investigadores comprobaron más tarde que detrás de ellas estaba Lorena. Desconocía quién se encontraba tras las llamadas y los correos electrónicos, enviados desde una cuenta falsa, y nunca acabó de despejarse quién asustaba al entorno del periodista. Se trataba de sicarios de origen búlgaro a los que Lorena había pagado una importante cantidad de dinero para que acosaran y acabaran con la vida de la esposa de González. Nunca llegaron a cumplir el encargo. Se limitaron a levantar el teléfono y lanzar amenazas anónimas. El locutor deportivo detalló en su momento que las llamadas provenían de una «fan desequilibrada» que había llegado a amenazarle de muerte.

pacogonzalezUnos meses antes del intento de asesinato que protagonizó la fan, la Guardia Civil detuvo a un sicario de nacionalidad búlgara al que presuntamente habían encargado matar a la mujer del periodista Paco González, aunque le dejó en libertad porque no se reunieron indicios suficientes contra él. Esa detención se practicó después de que dos meses antes, en octubre, el locutor deportivo denunciara en el cuartel de Las Rozas que una persona le había enviado un correo electrónico en el que le alertaba de que alguien había contratado a una persona para que hiciera daño a su mujer.

El providencial salvador, Jesús Barrantes, pasaba por Majadahonda con su furgoneta
El providencial salvador, Jesús Barrantes, pasaba por Majadahonda con su furgoneta

Los agentes comenzaron una investigación que les llevó hasta un hombre de nacionalidad búlgara como presunto sicario, por lo que le arrestaron, pero tuvieron que dejarle en libertad porque no hallaron indicios suficientes para imputarle el delito. Lorena Gallego se obsesionó con Paco González. Asistía a menudo como oyente al programa de radio que el periodista presenta en la Cope y en alguna ocasión, ha reconocido el locutor deportivo, salieron de copas juntos al acabar de grabar Tiempo de Juego acompañados de otras personas. La chica, natural de Valladolid, era una «chica modélica, que ni bebía ni fumaba» y tenía novio desde hacía tiempo. En sus continuas visitas al estudio de radio (sobre un centenar a lo largo de estas tres últimos años), le regalaba colonias, kilos de pasteles y aprovechaba cualquier ocasión para visitar al locutor.

Imágenes del cementerio emitidas por Espejo Público
Imagen del cementerio emitida por Espejo Público

Su padre, José Gallego, en un lógico y desesperado intento por justificar a su hija, acusó a Paco González de ser el causante de la situación por haber tensado la cuerda demasiado y de no haber apreciado a su tiempo que trataba con una enferma. «No sé que le habrán metido en la cabeza, qué le habrá dicho ese Paco González para que se enamore de esa manera y haga algo así», explicaba en declaraciones a LOC, en El Mundo. Lorena aseguró a su padre que había ido de fiesta mano a mano con el periodista, que este llegó a visitarla a Valladolid y que incluso habrían mantenido relaciones sexuales. Paco González hace cosa de un año decidió cortar por lo sano con esta «relación», explicaba. Entonces Lorena cayó en una profunda depresión. «Le daban vaivenes, se ponía a chillar por la calle y no estaba bien», comentaba José Gallego a LOC. Con el paso del tiempo, comenzó a planificar su ataque contra la pareja del periodista, para el que reclutó a Iván Trepiana, el otro detenido durante el asalto y al parecer su pareja.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.