Pleno en Majadahonda: obras en colegios, reciclaje de ropa usada y Debate sobre el Estado de la Ciudad

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JORGE RUBIO. Las subvenciones a la educación protagonizaron uno de los puntos del último pleno del Ayuntamiento de Majadahonda. Fátima Nuñez (PP) fue la encargada de presentar esta modificación al resto de Grupos Municipales anunciando que esta iniciativa abarcaba tres elementos concretos: “ayudas a los comedores vacacionales, al comedor del colegio Santa Catalina y la modificación del programa de eco-escuelas”. Al contrario de lo que suele ser habitual, el resto de concejales se mostró muy agradecido con el trabajo y los esfuerzos realizados por la edil a la hora de informar a todos los grupos y así lo hicieron notar en sus intervenciones.

Mariene Moreno (Cs) quiso recalcar que en la votación del “plan estratégico de enero no se habían incluido estas cuestiones”. La socialista Socorro Montes de Oca mantuvo un tono similar y criticó la “falta de previsión” al no incluirse las “ayudas al comedor del Santa Catalina”. La más critica fue Irene Salcedo (Somos) que señaló que el expediente “volvía a llegar incompleto” y que resultaba “insuficiente”. Juancho Santana (IU) destacó que pese a que “había cosas mejorables” no iban a bloquearlo ya que el programa permitía elementos como “como las auxiliares de infantil, las becas de comedor, ayudas a material escolar y los comedores de verano” entre otras. Mercedes Pedreira (Centristas) en un tono similar quiso agradecer a la edil popular “las formas, las reuniones y sus explicaciones” en toda esta materia. Fátima Nuñez (PP) concluyó su intervención reafirmando su compromiso en “dar las subvenciones y ayudas a familias, padres, colectivos y centros educativos”. Finalmente la votación salió adelante con 21 votos a favor (PP, Ciudadanos, PSOE y Centristas), 3 votos en contra (Somos) y una abstención (IU).

Obras en los colegios públicos: Los Grupos Municipales de Somos e IU Majadahonda presentaron en la última sesión del pleno una iniciativa conjunta para acometer obras en los colegios públicos de la localidad. Juancho Santana (IU) señaló que su objetivo era “precisar la necesidad y urgencia de las reformas de los centros educativos” y que los presupuestos “no se vinculasen a los presupuestos en exclusiva” ya que “hay fuentes de financiación suficientes”. Irene Salcedo (Somos) también intervino para recalcar que no solo es “necesario el mantenimiento rutinario, sino también un plan integral en varios centros”.

La propuesta gozó de gran aceptación entre los Grupos Municipales que no dudaron en sumarse a la iniciativa. Mercedes Pedreira (Centristas) solicitó que se integrase un punto con otro para evitar duplicidades. Socorro Montes de Oca (PSOE) se lamentó de que los grupos que habían presentado la moción no les “hubiesen invitado a firmar” y destacó la importancia de “una buena planificación” de las obras. Mariene Moreno (Cs) también se mostró conforme con la iniciativa y Ricardo Riquelme (PP) señaló que “estaban de acuerdo con la necesidad de las obras” aunque no así con la parte expositiva de la moción. El concejal de Urbanismo desveló que en los últimos tres años se habían “destinado casi 300.000 euros” en obras en los colegios y que pese a que “en el corto plazo no se ven los resultados, en el medio y largo les darán la razón”. La moción fue finalmente aprobada por unanimidad con 25 votos a favor (PP, Cs, PSOE, Somos, IU y Centristas).

Otras frases del debate educativo: Fátima Nuñez (PP): “Traemos la modificación de tres aspectos concretos del programa de ayudas a comedor vacacionales, al comedor Santa Catalina y a la modificación del programa de ecoescuelas”. Ricardo Riquelme (PP): “Estamos de acuerdo con la necesidad de estas obras. No estamos de acuerdo en la parte expositiva en que se dice que llevamos años sin actuar. Se ha mejorado el vallado del García Lorca, En el Machado el patio, en las escuelas infantiles se han reparado las goteras… No es cierto que no estemos actuando, en los últimos tres años hemos destinado casi 300.000 euros. Estamos mejorando los canales de comunicación, antes se tardaba 10 días y ahora en casi 24 horas. En el corto plazo no se ven los resultados, pero en el medio y largo nos darán la razón”. Mariene Moreno (Cs): “En el plan estratégico de enero no se habían incluido estas cuestiones. Sí que es verdad que había dotación económica y estos padres han podido tener estas subvenciones. Ahora hay que pagar a esa empresa. Queriendo no seguir paralizando esto, nuestro voto va a ser a favor para que esto continúe adelante”. Socorro Montes de Oca (PSOE): “Votamos a favor en enero. Siempre estamos a favor de que se den las ayudas, sobre todo si son en materia de educación. Vamos a criticar la falta de previsión, no se incluyeron las ayudas al comedor del Santa Catalina desde 2014. Las ayudas son cortas. Podemos presumir de superávit si no lo gastamos. Nos parece complicado. Tendrán que localizar a los beneficiarios de las becas de comedor del curso pasado y que ahora están en el instituto. Nos parece complicado que los localicen”.

Reciclaje del calzado y ropa usada: El pleno del Ayuntamiento de Majadahonda se hizo eco en su última sesión de la situación irregular que existe con los contenedores de recogida de ropa y calzado distribuidos por la ciudad. “Detrás de la ropa usada hay un negocio muy importante. Queremos que se regule este servicio”, detalló Juancho Santana (IU) durante su presentación de la moción al resto de concejales. El edil de IU Majadahonda destacó que había que acabar con el “negociete irregular” de estas empresas y lograr que los beneficios “repercutan en el Ayuntamiento”. La sintonía con el resto de fuerzas políticas fue completa y logró la infrecuente unanimidad que se plasmó con un total de 25 votos a favor (PP, Ciudadanos, PSOE, Somos, IU y Centristas)

Mercedes Pedreira (Centristas) ironizó con que este tema “no interesaba mucho a algunos compañeros” al hacer referencia a la ausencia de varios concejales que aprovecharon esta moción para ausentarse momentáneamente del pleno. Pedreira se mostró conforme con la iniciativa y señaló que regular este tema desde el Ayuntamiento “no debía ser muy complicado” ya que el “resultado con las empresas privadas había sido espantoso”. Patricio Mackey (Somos) y Antonio Rodríguez (Cs) mostraron apoyo a la iniciativa anunciando su voto favorable. Por su parte, Elisa Piñana (PSOE) incidió en que este es un “negocio sin regulación ni seguimiento” y que “era hora de ponerse manos a la obra”. Por parte del Equipo de Gobierno, intervino Gustavo Severien (PP) que anunció que los contenedores serían sacados a “concurso público y que se establecerán un conjunto de 25 puntos de recogida” ya que desde la concejalía no se puede realizar esta tarea debido a la falta de personal. Juancho Santana (IU) cerró el turno de palabra con la idea de “reutilizar los buzones pirata” dada la situación irregular de las empresas que los desplegaron por Majadahonda.

Debate sobre el estado de la ciudad: Lo que comenzó siendo como la propuesta de realizar un pleno extraordinario sobre el estado del municipio terminó por convertirse en un debate sobre la cuantía y seriedad de las mociones presentadas en él. Mercedes Pedreira (Centristas) presentó esta iniciativa leyendo la parte propositiva de la moción enumerando los motivos por los cuales era necesario llevar a cabo una sesión plenaria extraordinaria sobre esta materia. Juancho Santana (IU), Alberto Moreno (Somos) y Zacarías Martínez-Maíllo (PSOE) se mostraron conformes con la idea. Sin embargo, fue la intervención de Alfonso Reina (Cs) la que abrió la caja de Pandora y llevó el debate a una nueva dirección pese a estar de acuerdo con la iniciativa centrista. Batallas dialécticas aparte, la moción fue aprobada por 14 votos a favor (Cs, PSOE, Somos, IU y Centristas) y 11 votos en contra (PP), lo que obligará a celebrar este debate al menos una vez al año desde 2018.

Una vez más los ánimos se caldearon en el Pleno por la situación recurrente en la que los grupos de la Oposición dicen que presentan mociones “que son aprobadas pero que no se cumplen” y el Gobierno que asegura que están acorde con la legalidad o no son de competencia plenaria. “No hay que traer las cosas 20 veces para que se cumplan”, señaló Alfonso Reina (Cs) para añadir que el Equipo de Gobierno debía explicar “porqué las mociones se quedan en un cajón”. También argumentó que esta iniciativa era buena ya que a todos “nos interesa ver cómo el partido conservador que nos gobierna ve el municipio”. El alcalde Narciso de Foxá intervino para asegurar que “un punto para el pleno tarda en tramitarse hasta 6 meses” y que los grupos tan solo tenían que enunciar sus mociones” y que si por él fuese traería “500 mociones o 1.000”.

Manuel Ortíz (PP) señaló que este era “un Ayuntamiento móvil hasta donde les deja” la Oposición y que en Majadahonda ya había una “cantidad de foros más que suficiente y justificada” y no era necesario otro debate más. Mercedes Pedreira (Centristas) aseguró que en su moción “no se ponía en ningún sitio que este fuese un Ayuntamiento inmóvil” y que la Oposición “tiene derecho a convocar plenos extraordinarios”. Refiriéndose a la intervención de Narciso de Foxá, la edil centrista recalcó que para presentar “1000 mociones tardarían 20 años”. El alcalde volvió a intervenir una vez más para aclarar que “por capacidad de trabajo podían traer 1.000 mociones” pero que no importaba la cantidad sino la calidad: estas “pueden ser tonterías” como las mil que “se tragaba en cada pleno”.

 

 

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.