PP, Vox y Cs apuran la negociación hasta última hora en Majadahonda, Pozuelo y Las Rozas

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

J. FEDERICO MTNEZ. “En el mapa nacional de pactos tampoco termina de estar del todo “atada” la situación en la treintena de municipios que sólo dependen del PP y Vox. Pese a que hay un principio de acuerdo para configurar gobiernos conjuntos, todavía queda avanzar en el “acuerdo marco” que se aplicaría, entre otros lugares, en Almería o en tres de los 10 municipios más ricos de España, las localidades madrileñas de Pozuelo, Majadahonda o Las Rozas“. El periodista Álvaro Carvajal explica en “El Mundo” cuáles son las claves de las reuniones entre PP-Cs, PP-Vox y Cs-Vox, ya que no habrá foto conjunta. En Majadahonda al menos ya se han conocido personalmente José Luis Álvarez Ustarroz (PP) y José Rodríguez (Vox), que no se habían visto antes. Pero todo está pendiente del “acuerdo marco” regional e incluso nacional. Cumplimiento de un programa de “mínimos” en consonancia con el común denominador de los programas y compromisos electorales, proporcionalidad en los cargos y presupuestos (10 (PP) y 3 (VOX) y ausencia de foto a tres con Cs son los primeros mimbres, pendientes siempre del acuerdo previo general entre las 3 formaciones. Si hay acuerdo a tres o no se sabrá hasta la madrugada de este viernes 14 de junio de 2019 pero, si no lo hay, el alcalde será el candidato de la lista más votada y esa es la de Ustarroz (PP). A gestionar: una institución con 600 funcionarios, 9 Concejalías (que pueden ampliarse o reducirse), 2 “entes” (Pammasa y Monte del Pilar) y 75 millones de presupuesto. Estas son sus claves:

Ana Camins participa en la negociación PP-Vox en Madrid: en la imagen con Rocío Monasterio en los 2 equipos negociadores

1-Vox cede y no habrá “foto a tres” con Ciudadanos si respeta lo que pacte con el PP: “Fuentes oficiales del partido de Abascal señalan que se abren a pactar compromisos “específicos” y “claros” si luego son asumidos por la formación ‘naranja’, según El Mundo, que añade: “Todo esto implicaría que el documento final que pudieran firmar el PP y Ciudadanos para Madrid u otras plazas recogiese y respetase las exigencias programáticas de Vox (pactadas previamente con el PP). Es lo que ha sucedido en las últimas horas en la Comunidad de Madrid y, más expresamente, el martes en la Asamblea de Madrid. Rocío Monasterio (Vox) se reunió dos veces en menos 48 horas con Ignacio Aguado (Cs) para abordar la elección de su compañero de filas Juan Trinidad para presidir la Asamblea de Madrid. La segunda de estas citas fue apenas dos horas antes de la constitución de la Cámara y en ella también estuvo presente Trinidad para dialogar con Vox. La conversación culminó con un pacto in extremis PP-Vox, con el Pleno de la Asamblea ya empezado, y la firma de un documento. Eso propició que en el momento decisivo el PP, Ciudadanos y Vox coordinarán sus votos. “El 5-2 de la Mesa no sale por ciencia infusa”, señalan las fuentes consultadas, sino porque había un acuerdo”.

2- Cuotas de poder proporcionales: “Incluso, una posible cuota de poder proporcional a sus votos, ya sea en consejerías, cargos de segundo nivel o en entes autonómicos. Un asunto, éste, que se antoja como uno de los grandes obstáculos por el rechazo expreso de Ciudadanos a que eso se produzca”. Respecto a un posible reparto de consejerías o cargos de segundo nivel para Vox, las fuentes consultadas se abren a las dos alternativas. “No descartamos nada en la Comunidad, ninguna de las dos opciones”, dicen, aunque aseguran que tienen un pacto “verbal” con el PP para su inclusión en el Gobierno de manera proporcional a sus votos (una quinta parte del total). En el documento firmado el pasado martes con Ayuso, el PP cambió a última hora el término “consejería” por “ente”. Lo que resulta un concepto que da rienda suelta a la interpretación.

3- La proporcionalidad también debe ser presupuestaria. “En cualquier caso, desde Vox insisten en reclamar una cuota de poder que tenga una atribución presupuestaria, porque es con dinero “como se definen las políticas de un gobierno”. De ahí que su reclamación sea la de un acuerdo lo más “específico” y “profundo” posible en este sentido y que no de pie a interpretaciones”, señala El Mundo. Si el Ayuntamiento de Majadahonda gestiona 75 millones, según esta versión VOX debería acceder a Concejalías o “entes” que gestionasen un máximo de 20 millones.

4- “Ayuntamientos parados a falta de un pacto”: El acuerdo en Majadahonda, Pozuelo y Las Rozas se prevé para la madrugada del viernes a sábado. “Esto que valdría para la Comunidad de Madrid, Vox se propone extenderlo a su vez a las múltiples conversaciones abiertas. Este miércoles se han reunido los equipos negociadores del PP y Vox con la vista puesta principalmente en los ayuntamientos. La premura de los plazos aparcará lo que tiene que ver con las comunidades autónomas para la próxima semana. Este jueves hay prevista otra reunión entre el PP y Vox. El tiempo apremia porque el sábado se constituyen los ayuntamientos y, según fuentes de la negociación, la situación está todavía bastante bloqueada en lo que respecta a la veintena de municipios en los que PP, Ciudadanos y Vox se juegan configurar gobiernos alternativos a la izquierda. De no haber un acuerdo a tres bandas, en muchos municipios podría gobernar la lista más votada, que en su mayoría es la que presentó el PSOE. En este sentido, y vale para la ciudad de Madrid, las fuentes de Vox advierten de que presentarían a sus propios candidatos si no existen un acuerdo “claro”, señala El Mundo.

PACTOS “A LA CARTA” EN MAJADAHONDA, LAS ROZAS Y POZUELO. El periódico “Gente Digital” anticipa que los pactos PP-VOX en Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Las Rozas “será diferente dependiendo de las necesidades de los populares”. Así, el PP de Las Rozas que lidera José de la Uz ve “innecesaria” la entrada de Vox en la Junta de Gobierno, porque sólo se quedaron a un edil de la mayoría absoluta. “La primera idea del PP era conseguir la Alcaldía en las tres ciudades sin pactar, ya que al ser la lista más votada podrían haber agotado los trámites en los diferentes plenos que se llevarán a cabo el próximo 15 de junio a las 12 horas en todos los consistorios de España. Las negociaciones entre Vox y el PP se iniciarán una vez sean investidos los alcaldes, aunque por el momento no hay nada firmado”, indica este medio. Y añade: “El caso de Pozuelo de Alarcón será el más disputado, ya que Vox quiere formar parte del Gobierno. El PP perdió la mayoría absoluta en los comicios de mayo, aunque se mantuvo como la fuerza más votada con 11 ediles, a 2 de poder gobernar en solitario. El partido de Santiago Abascal consiguió entrar con fuerza en el Ayuntamiento con 4 ediles que serán claves para la investidura de Susana Pérez Quislant. Fuentes de Vox aseguraron que en esta ciudad se aplicará el acuerdo nacional, por lo que quieren integrarse en el Ejecutivo”. Por último sobre Majadahonda dice que “José Luis Álvarez Ustarroz relevará en el puesto a Narciso de Foxá, aunque consiguió un edil menos que en la anterior legislatura y tendrá 10 representantes. El PP necesita los 3 ediles de Vox para poder obtener la mayoría absoluta. En este municipio también se contempla un posible Gobierno de coalición, aunque se forma “proporcional” al poder que los ciudadanos dieron a cada partido en las elecciones”. Y concluye: “No obstante, la decisión final de formación de gobierno en los tres municipios estará supeditada a los equipos nacionales de cada partido, que serán los que tengan la última palabra”.

Raúl Saavedra

RAÚL SAAVEDRA (MUNDIARIO). Novedad del multipartidismo: la negociación se centra en los cargos. Hasta ahora había dos tipos de pactos para formar gobierno y gobernar sin mayoría absoluta. Una era la tradicional de lograr el apoyo de un partido nacionalista pagando el precio que siempre ponía, y todo gracias a una Ley Electoral que les otorgaba una representación desproporcionada, y se la sigue otorgando, porque el bipartidismo nunca quiso cambiarla aunque no tuvieron reparos en pactarlo en los acuerdos programáticos que hicieron ambos con Ciudadanos en su día. La otra manera de formar gobierno la introdujo Ciudadanos anteponiendo el programa a todo lo demás, y así lo hizo en Madrid, Murcia o Andalucía, y ofreciendo apoyo a cambio de acuerdos, algo parecido a lo que Pedro Sánchez le solicita a Pablo Iglesias ahora.

Ahora son varios los partidos que se necesitan para formar gobierno en el ámbito local y autonómico, y muchos más en el ámbito nacional. Localmente será más fácil porque allí donde suman dos partidos, Vox se ha adelantado a Ciudadanos y ha logrado entrar en los ayuntamientos del PP en ciudades tan importantes como Almería, Algeciras, o todo el noroeste de Madrid (Majadahonda, Pozuelo y Las Rozas) donde Cs tiene una representación mucho mayor. Si eso tiene contrapartidas en otras partes donde negocia Cs o no lo sabremos el sábado, día en que se constituyen los ayuntamientos, pero debe tenerla porque Albert Rivera lleva todo este período asegurando que su primera opción siempre será el PP mientras el PP cerraba los acuerdos con Vox donde sumaba aún sumando más con Ciudadanos. La gran novedad del multipartidismo es que ya no se negocian programas, eso es ahora lo de menos, se negocian directamente cargos y luego ya se hablará del programa si hay tiempo. Se formarán alianzas sobre las que los votantes no tendremos opinión porque aquí no hay segunda vuelta, y es probable que ni siquiera información y que nos enteremos de quiénes son alcaldes o presidentes autonómicos el mismo día y sin saber porqué.

Mientras seguimos especulando, es evidente que de los grandes problemas de España no se habla. Nadie ha propuesto grandes proyectos para España a la espera de ver quien se suma, aunque es honrado decir que tanto PP como Cs han transmitido a Sánchez que para temas de Estado siempre estarán a su disposición, pero no ha llegado a nosotros si esos asuntos de Estado han sido concretados. De momento no se ven consensos para evitar que la tasa de paro sea el doble de la europea, que nuestra deuda sea inadmisible porque tiene un coste que de ser disminuido lograría evitar el déficit aún gastando más y nos deja indefensos frente a una crisis, o con el Pacto de Toledo para garantizar las pensiones, o de los cargos políticos donde tenemos más senadores que Estados Unidos, de la inmunidad, de prohibir indultos a políticos, de una tarjeta sanitaria para toda España, del nombramientos de jueces de Tribunales, y de tantas cosas que solo requieren sentido de Estado sin importar el color. Tampoco sabemos cómo esperan los partidos constitucionalistas resolver el problema catalán que con el respaldo del 47% de los votantes, tienen sometida a Cataluña a una dictadura. Esperemos que después de que todos los pactos se cierren nos los expliquen porque la gente no los votó ni fue consultada y necesitamos que nos convenzan de que es el mal menor, el que aporta más soluciones. Leer más.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.