Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Virginia G. Arellano desde Salamanca: «Aunque tristes, no perdemos la esperanza con el Rayo Majadahonda. Hemos estado a punto de empatar. En la primera parte les ha faltado intensidad y ganas. Han hecho una buena segunda parte y solo les ha faltado acierto para poder llevarnos por lo menos el empate. Pensamos que hay que seguir apostando por los chavales de la cantera que han cambiado totalmente el partido. Claverías y Solomon han demostrado que están para jugar desde el principio».

J. FEDERICO MTNEZ. El Rayo Majadahonda volvió a naufragar este sábado 1 de octubre (2022) en el estadio Reina Sofía, esta vez ante Unionistas de Salamanca, un equipo que no había conseguido la victoria hasta ahora y que hunde al equipo majariego en el fondo de la tabla. Una primera parte horrorosa y donde los rayistas no dieron literalmente pie con bola, lastró al equipo en la segunda mitad, donde sí reaccionó, encerró al equipo local en su área pero esta vez faltó la puntería y la suerte para igualar un marcador final (2-1) en el que el empate hubiera sido el resultado más justo. El primer gol salmantino llego en el minuto 32 cuando tras una internada por banda de Jon Rojo al que su centro al punto de penalti lo remata totalmente libre Beneit al fondo de la red ante la impasible zaga majariega. La puntilla llegó en el minuto 40, cuando Beneit abre a banda derecha y el centro de David Vicente al corazón del área lo remata Losada. Así se llegó al descanso con un Rayo abatido por el mal de juego, donde la imprecisión en los pases y el desbarajuste en el campo fue la tónica. Sin embargo, la segunda mitad fue otro cantar. El entrenador Diego Nogales sacó del campo a un desafortunado e irreconocible Nando y salió Ozkoidi, que sin ser el mejor del equipo, estrelló un balón al larguero y le dio un poco más de aire a la banda izquierda. También fue importante la salida de Néstor Albiach por un pasivo Alayeto.


J. Federico Mtnez en la grada del Cerro

Al igual que Ozkoidi, Néstor no jugó el mejor partido de su vida (falló un remate franco a puerta y varios pases que mandó a los graderíos) pero sí se notó su solvencia en el campo. Fue así como en el minuto 71 un saque de falta de Albiach le llega al pie al capitán Jorge Casado, máximo goleador del equipo, que una vez más se echa el mochuelo a la espalda y acierta con el pie dentro del área (2-1). Nogales se la jugó entonces con la entrada de los canteranos Claverías y Salomon y el equipo ya entonces se lanzó definitivamente a por el empate: el mediocampista no falló un pase y el delantero remató todo lo que le llegó, incluido un segundo balón al palo. No pudo ser, porque además de mal juego al Rayo Majadahonda le persigue el mal fario, pero el equipo cambió y mereció una igualada pero se hunde en el pozo de la clasificación, a la espera del temible Deportivo de la Coruña, nuevo visitante del Cerro del Espino el próximo domingo 9 de octubre a las 18.00 horas. ¿Resucitará el equipo o volverá a las andadas?. No es el mejor rival para demostrarlo, pero mientras hay vida, hay esperanza. Rayo Majadahonda: Lucho (1), Aldalur (1), Casado (3), Félix Ofoli (3), Rahim (1); Mario (0), Nando (0), Sergio Llamas (0); Alvaro Portero (1), David Rodríguez (1) y Alayeto (0). Segunda parte: Ozkoidi (2), Albiach (2), Claverías (2) y Salomon (2). Suplentes: Álvaro Fernández, De Iriondo, Aberdin, Donoso, Jeison, Salama, Pinillos, Konate, Abreu, Francis.

Majadahonda Magazin