Reflexiones desde Majadahonda en Tiempos de Pandemia: “Tests, Tests y Tests”

JOSÉ Mª ROJAS CABAÑEROS. Un virus es una partícula de ácido nucleico, ADN o ARN (su información genética), encapsulada en una cubierta proteica (nucleocápsida). En algunos tipos de virus la nucleocápsida está dentro de una vesícula (envuelta), formada por una membrana derivada de la última célula a la que ha infectado y en la que se insertan proteínas virales que sirven para unirse a células. Los virus no replican por sí solos y necesitan entrar en células, para secuestrar su metabolismo hacia la producción de millones de copias virales; muchas veces, el virus mata a la célula en ese proceso. El tamaño de un virus oscila entre 10-100 nm (1 nm es la millonésima parte de un milímetro).

José María Rojas

El virus de la pandemia actual es el SARS-Cov2 y la enfermedad asociada a él, Covid-19 (Coronavirus disease 2019). Es un virus con envuelta, nucleocápsida y ARN. Este ARN es el que se amplifica cuantitativamente, por la principal técnica de detectar producción de virus en un paciente: la valoración de “carga viral” mediante qRT-PCR, un método de gran sensibilidad y especificidad. Nuestro cuerpo se defiende de los virus por una doble inmunidad: innata y adaptativa. La inmunidad innata incluye interferón 1 que inhibe la infección y las células NK que eliminan las células infectadas. La inmunidad adaptativa (específica según el agente infeccioso) implica inmunidad celular por linfocitos T que destruyen células infectadas e inmunidad humoral de anticuerpos (producidos por linfocitos B) que bloquean la unión y entrada del virus en las células. Estos anticuerpos son de varios tipos (y específicos para cada virus), así en este caso se produce IgA en los epitelios nasofaríngeos, IgM detectada en el plasma en los inicios de la infección e IgG que aparece al remitir la infección y que daría protección de larga duración.

Ahora no sabemos qué personas son asintomáticas e infectadas, ni se siguen bien los casos sospechosos. Soy partidario del modelo de Corea del Sur y que apoya la OMS: “tests, tests y tests”. ¿Pero qué tipo de tests? Cuando alguien se reincorpora a su trabajo se debería hacer:
1) Detección por qRT-PCR de la presencia de ARN del virus en muestras nasofaríngeas (generalmente de fosas nasales). Esta prueba sirve para identificar si alguien está infectado “;en éste momento”;, tenga o no síntomas. No indica protección, pero detecta portadores asintomáticos, lo cual es clave en una actuación de salud pública y se debe repetir cada 15 días. El portador asintomático, al igual que los sintomáticos, deben quedar en cuarentena, pues son contagiosos.
2) Análisis serológico de muestras de suero de tomas de sangre. La determinación se tiene que hacer por ELISA (en sus siglas en inglés) y permite valorar y cuantificar la presencia de anticuerpos contra el SARS-Cov2 y de qué tipo (IgM y/o IgG). Su valor diagnóstico es bajo, respecto a la prueba de “;carga viral”;, pero sirve para discernir si la persona pasó la infección y está inmunoprotegida. En cualquier caso, no recomiendo los tests rápidos o de “punción en dedo”, pues dan muchos falsos negativos.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Rosa María Martin Jurado
Rosa María Martin Jurado
hace 4 meses

Ese es el problema!!
No se han hecho tests!!