Riquelme (PP) se desmelena por Assignia pero la Oposición ve sombras de corrupción en la ciudad

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 10.02.24FEDERICO UTRERA. El siempre flemático y comedido concejal de Obras Públicas y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Majadahonda, Ricardo Riquelme, se soltó el pelo en el pleno de este martes y defendió vehementemente la contrata de mantenimiento de la ciudad que desempeña la empresa Assignia. Frente a él, la Oposición ve sombras, y algunas de ellas muy alargadas, en que el concurso lo ganara Constructora Hispánica y ésta fuera comprada por Assignia tras verse implicada de lleno en el “caso Gürtel”. El debate sobre los 167.000 euros que hay que pagarle por la revisión de precios del contrato de gestión desencadenó una no menos apasionada controversia sobre esta concesión municipal.

2016-01-26 14.50.02Riquelme explotó con una frase que se hace recurrente en el PP cuando ve que “la leche se derrama del plato”, en expresión de África Sánchez: “¡Hasta aquí hemos llegado!”. Y después de ahí, despertó un torbellino en el hierático Riquelme: “¡la empresa adjudicataria y este ayuntamiento son decentes, no han robado nada a nadie!”. Acusó a la Oposición de “demagogia” por deslizar “cierto halo de prevaricación” en la concesión y recordó que la misma la hicieron los funcionarios. No se paró ahí. Enigmático, le dijo a Ciudadanos (Cs) que el concurso fue “objetivo, abierto, con libre concurrencia” pero no ocultó que “rezo para que ciertas empresas no se lleven ciertos servicios” en Majadahonda. ¿Cuales? Misterio. También la emprendió con Martínez Maíllo (PSOE), al que tildó de “demagogo” por “desgastar al equipo de Gobierno” y por mezclar “criterios políticos y corrupción” en una simple “revisión de precios”: “¿Cambiamos porque la empresa no le guste a los políticos?”.

2016-01-26 14.53.21La caja de los truenos la destapó primero Ana Elliot (Cs), que recordó que Assignia era en realidad la Constructora Hispánica, acusada de sobornar y pagar comisiones “en la trama Gürtel a varias administraciones del PP” por obtener precisamente obras como las de Majadahonda. No le gustó la ampliación por un año de la contrata y vio “impresentable” esa prórroga con la que le estaba cayendo por la Gürtel. Zacarías Martínez Maíllo (PSOE) calificó incluso esta tendencia a contratar con empresas conflictivas como “patológica” y recordó que el PP le amplió el contrato en 250.000 euros “por repintar líneas, señales y pasos de peatones” por lo que no estaba dispuesto “a que nos roben 250.000 euros” y “darle otra vez la contrata a quienes más nos robaban”. En el debate asomó el papel de un “ingeniero”, de quien no se dijo el nombre –en el pleno solo se mencionan a los políticos– que tenía “mucha urgencia” en este contrato y al que el interventor tuvo que pararle los pies. O las manos, porque Zacarías Martínez dijo que se las llevaba a los bolsillos cuando se hablaba de esta concesión.

2016-01-26 14.51.41Alberto Moreno (Somos) no pudo ocultar su perplejidad diplomática porque “estoy aprendiendo como funciona este ayuntamiento” y habló de “herencias dudosas” por decirlo en términos consulares. “Infausto recuerdo” le produce Constructora Hispánica. Y aunque aceptó que Assignia eran “otros propietarios que podemos aceptar”, no tragó con la “imputación penal” de la primera adjudicataria. Juancho Santana (IU) dijo que se enfundaba también frac diplomático para calificar a la empresa de “conflictiva” por su “vinculación con tramas corruptas” y sugirió el libro “Busca tu propia aventura”, porque “si el servicio no funciona o lo cobras dos veces, lo cierras y basta”. Mercedes Pedreira (Centristas) saltó del escaño: “¡ese libro lo tengo yo en mi biblioteca, como el de Valoriza, yo se lo dejo a quien me lo pida!”. El pleno celebró la ocurrencia, pero tuvo menos gracia cuando denunció que la concesionaria “cobró 2 millones de euros de más” y “el equipo de Gobierno fue receptivo con el escándalo”. Según Pedreira, limpiar una fuente en Majadahonda pasó de costar 103 euros por todo a 105 la hora, lo que eleva la cantidad a 12.000 euros por fuente. Y de asearlas cada 18 meses se pasó a hacerlo “cada 2 o 4”, por lo que las 40 fuentes de Majadahonda valen una fortuna. Además, el Ayuntamiento “le regala una zona verde” para sus suministros, por lo que la prórroga a Assignia “es un escándalo”: “nos han robado y encima se le prorroga, yo no le pagaría, al revés, le retendría y la denunciaría”. Finalmente se abstuvo con Ciudadanos, por lo que ganó el PP (11) frente a PSOE, Somos e IU (6) y la revisión de precios se aprobó.

Una respuesta para "Riquelme (PP) se desmelena por Assignia pero la Oposición ve sombras de corrupción en la ciudad"

  1. Avatar
    la rana gustavo   27 enero, 2016 at 4:47 pm

    si es muy facil, menos hablar en el pleno y más irse a los juzgados si hay algo que se ha hecho mal… creo que se llama responsabilidad

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.