Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

DR. MICHAEL GREGER M.D. La traducción y edición de este contenido ha sido realizada por Jon Aske. La razón por la que pongo nueces en la salsa de pesto en lugar de los tradicionales piñones no es solo porque las nueces son probablemente más saludables (pues tienen 20 veces más de polifenoles) sino también por un misterioso fenómeno conocido en inglés como PMS (SBP en español). No, no me refiero al síndrome premenstrual (en español SPM) sino al “síndrome de boca de pino (SBP)”, que se caracteriza por lo que se ha convertido en mi palabra favorita esta semana, cacogeusia, que significa mal sabor de boca. La cacogeusia se puede contraer por toxicidad de metales pesados, por las toxinas de los mariscos, por ciertos trastornos nutricionales y neurológicos o por comer un cierto tipo de piñones. Es conocido comúnmente como “boca de pino” y aparece unos días después de comer piñones, cuando nos puede sobrevenir un sabor metálico o amargo persistente en la boca que puede durar semanas.

Dr. Michael Greger


Ha habido miles de casos. No parece importar si los piñones son crudos o están cocinados. ¿Podría la causa ser alguna “toxina no identificada presente en algunas variedades de piñones no comestibles”? “De más de 100 [tipos] diferentes de pinos, las semillas de solo unos 30 se consideran comestibles. Así que se analizaron muestras de piñones de consumidores afectados y, efectivamente, todas contenían semillas de pino blanco chino que no se supone que sean comestibles. Ese árbol generalmente se usa solo para madera. Estos son los buenos; estos son los malos. Es como un juego: bueno, malo, bueno, bueno. Sin embargo, no sabes que son piñones blancos chinos hasta que los pones a prueba. Los investigadores hicieron a unas cuantas personas consumir entre 6 y 8 piñones blancos chinos. La mayoría de los sujetos nunca habían oído hablar del síndrome de la boca del pino, y ¡bum!, todos contrajeron síntomas. Todavía no sabemos exactamente qué hay en esos frutos secos que provoca una reacción tan extraña. Solo sabemos que no debemos consumir ese tipo de piñones.

Entonces, ¿qué tipo de piñones tenemos en nuestras despensas? De todos los tipos, aparentemente, incluidos los asociados con la boca de pino. Bueno, bueno, bueno, malo, bueno. Así que, como era de esperar, también ha habido cientos de casos en los EE. UU. La mayoría de los frutos secos en cuestión estaban supuestamente etiquetadas como… originarias de Asia, y en la mayoría de los casos de China. Europa hizo algo al respecto y exigió a China que dejara de enviarles nueces tóxicas, lo cual hicieron en 2011. Y esta restricción a las exportaciones probablemente resultó en que también se importen menos a los EE.UU, dada la disminución de casos a partir del año 2012. Sin embargo, todavía ocurren casos ocasionales, como lo demuestra un grupo activo de Facebook titulado “Malditos piñones”. La razón principal por la que hice un video es la de disipar los miedos en caso de que esto te suceda. Aunque no existen terapias probadas, el Síndrome de Boca de Pino parece ser benigno y simplemente desaparece por sí solo. Lea más artículos del Dr. Greger.

 

Majadahonda Magazin