Solo 1 majariego de 26 detenidos y en libertad el instigador de los altercados de las Fiestas 2017

Suscríbete gratis a nuestras noticias

De los 26 detenidos que pasaron a disposición judicial por los altercados de las Fiestas de Majadahonda 2017, solo uno era de la ciudad. “El cabecilla tenía antecedentes”, según el alcalde Narciso de Foxá, pero el Juzgado de Primer Instancia e Instrucción número 8 de Majadahonda, en funciones de guardia, decretó este lunes la libertad de J.E.E., “el presunto instigador de los incidentes que tuvieron lugar la madrugada del domingo en el recinto ferial de la localidad”, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a la agencia Europa Press. J.E.E. está investigado por la presunta comisión de tres delitos de atentado a la autoridad con resultado de lesiones. En el marco de la investigación se le han impuesto las medidas cautelares de retirada de pasaporte y obligación de comparecer cada quince días en el juzgado. La Guardia Civil también detuvo a otras 27 personas en la ‘batalla campal’ y solo 1 no tenía nada que ver con los sucesos. De ellos, siete eran menores (dos chicas), por lo que estos han quedado bajo la competencia de la Fiscalía de Menores. El resto, acusados de atentado contra la autoridad y lesiones, fueron puestos en libertad tras pasar por el cuartel. El juez les llamará a declarar cuando considere y confirmará los cargos que finalmente se les imputen. Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press descartan que los incidentes pudieran haber sido organizados o planificados previamente. La Guardia Civil sigue observando las imágenes de los altercados, por lo que no descarta nuevas detenciones.

Testigos de Cruz Roja

EL PAIS: “No es el momento de lamentarse, sino de reaccionar”, señala Narciso de Foxá (PP), alcalde de Majadahonda. En su opinión, la solución no es aumentar la seguridad, que estaba garantizada con los 123 agentes desplegados en el recinto, sino “cambiar la estructura de la fiesta”. “Debemos estudiar cómo, no se puede improvisar, necesitamos especialistas. Quizás haya que limitar horarios, nos estamos pasando”, insiste De Foxá. La oposición solicita replantear el modelo. “Cientos de jóvenes que se concentran para consumir alcohol sin un ocio alternativo suele terminar así”, denuncia el socialista Javier Vales. Alfonso Reina, de Ciudadanos, sostiene que es preciso “modificarlas hasta que sean seguras”, aunque pide consenso político para ello. De Foxá subraya que, de los 27 detenidos, solo uno era de Majadahonda, aunque “lo que está sucediendo es un problema general de la juventud”. Hace años que se vienen produciendo altercados en otros municipios y cada vez son más frecuentes.

Cruz Roja que atendió esa noche

POLICIA: El secretario de Unión de Policías Municipales (UPM) en Madrid, Jaime Johnson, sostiene que se están normalizando estos conflictos violentos, resultado de un “cóctel fatal”, como son los horarios, la ingesta de alcohol y la concentración de numerosos jóvenes en un mismo espacio. “No es fácil abordar el civismo, pero habría que dotar a las plantillas de más efectivos”. Para Francisco Cecilia, secretario de AUGC-Madrid, los agentes que actúan en este tipo de conflictos no disponen ni de medios ni de formación, ya que son miembros de la unidad de seguridad ciudadana, no de una especializada. Destaca que en la región se deberían dedicar 3.900 agentes, pero “son muchos menos”. Si se quieren controlar estos disturbios, habría que dotar de más recursos al cuerpo y reorganizar las unidades. “Hay localidades separadas una hora de camino que solo cuentan con una patrulla”.

TELE 5: La lluvia de botellas y piedras era constante en la violenta noche de las fiestas de Majadahonda (Madrid). Los agentes permanecían acorralados en la carpa. Defendiéndose como podían. Haciendo barricadas con contenedores. Jesús, de servicio aquella noche, nos cuenta como los jóvenes, alentados por el exceso de alcohol, les agredían con todo lo que pillaban. Había incluso un individuo arengando con la mano a los demás a seguir con la reyerta. Más de una hora duró la batalla campal, hasta que guardia civil y policía local se hicieron con el control. Las cargas en el exterior acabaron con 27 personas detenidas y 8 agentes heridos. EL CASCABEL (13 TV)‏: Narciso de Foxá, alcalde de Majadahonda: “el cabecilla tenía antecedentes (…) siempre hay un grupo de descerebrados. Creo que los temas de seguridad en Majadahonda han funcionado, pero creo que hay que empezar y acabar antes”

Guardia Civil con puntos en el pie tras los altercados

LA SEXTA: El Ayuntamiento de Majadahonda defiende la actuación de la Policía y la Guardia Civil para frenar la batalla campal. Desde el consistorio creen que en ningún momento falló el dispositivo de seguridad durante el violento suceso, que se saldó con 15 heridos y 27 detenidos, siete de ellos menores. La bronca pudo comenzar por una pelea. Una lluvia de botellas, adoquines y vasos. Entre objetos por el aire transcurrió la batalla campal que se vivió en las fiestas de Majadahonda la madrugada del domingo. Según fuentes de la investigación, la bronca pudo comenzar por una pelea en los accesos a la carpa del recinto ferial. Los agentes utilizaron material antidisturbio, según aseguran, para controlar la situación. Fue necesaria más de una hora para poner fin a los enfrentamientos. “Cerraron un poco antes la carpa y todo el mundo se cabreó. Comenzaron a tirar botellas a los policías, y estos les acorralaron, hasta que llegó un momento en el que salieron tirando bolas de goma”, cuenta uno de los testigos del suceso.El Ayuntamiento de Majadahonda asegura que en ningún momento falló el dispositivo de seguridad. “Era una fuerza que estaba prevista para actuar dentro del recinto. Pudieron controlar la situación sin ayuda de fuera”, asegura Narciso de Foxá, alcalde del municipio. En total hay 15 heridos: 13 guardias civiles y dos policías locales. Desde las asociaciones de Guardia Civil reclaman más medios de protección. “Sufrimos una carencia total de medios de autoprotección comparándonos con otros cuerpos policiales”, afirma José Cobo, portavoz de la Asociación Española de Guardias Civiles. La Guardia Civil detuvo a 27 personas; siete de ellos, menores a disposición de la fiscalía. Los arrestados ya están en libertad, y solo uno de ellos ha declarado ante el juez. Está acusado de tres delitos de atentado a la autoridad.

El vehículo de Cruz Roja que atendió esa noche

EUROPA PRESS. Todo comenzó sobre las 4.40 horas del domingo, cuando una grupo de entre 1.000 y 1.500 personas intentaron acceder a la carpa donde actuaba un DJ, pero que cuya entrada estaba cerrada ya por sobreaforo. Por ello, un grupo de jóvenes, entre los que se encontraría el instigador, empezó a protestar y provocar incidentes con los guardias de seguridad, alguno de ellos fue agredido. Entonces, llamaron a la Guardia Civil y a la Policía Local, que intervinieron para impedir que los jóvenes entraran a la fuerza en la carpa. Así, detuvieron a varias personas, momento en el que un grupo de jóvenes comenzaron a lanzar botellas y todo tipo de objetos contundentes contra los agentes. Los desórdenes se extendieron a todo el recinto ferial, “siempre provocados por este grupo de personas, que fueron empujando hacia fuera”, indicó a Europa Press el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá. A las 6 de la mañana la situación quedó controlada. En total, fueron arrestados 28 jóvenes acusados de desórdenes públicos, y algunos de ellos también de atentados y resistencia a la autoridad. De ellos, siete son menores y dos de estos menores de edad son mujeres. Además, hay 6 guardias civiles heridos y dos policías locales heridos leves. Entre los detenidos, no hay ninguno que presente lesiones, ha apuntado el alcalde. Sin embargo, según fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112, de los arrestados, 21 de ellos pidieron parte de lesiones. Los sanitarios del Summa atendieron a 19 de ellos, que presentaba heridas superficiales, por lo que han sido dados de alta en el lugar. Los otros dos fueron al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda con una luxación de hombro leve y un traumatismo craneoencefálico leve, respectivamente. Además, según fuentes de la Guardia Civil, el número de heridos consecuencia de la refriega se elevó a 13 guardias civiles y dos policías locales. Varios de ellos precisaron puntos de sutura. Seis de los guardias civiles fueron atendidos a las 8 de la mañana por golpes y contusiones. Todos recibieron el alta en el lugar. El resto fueron asistidos por Protección Civil de Majadahonda y en centros de salud, también por cortes y golpes leves.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
5 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Yanitsa López Failde
hace 3 años

Pues claro. Siempre son de fuera de la localidad de las fiestas…. ya contaban como los autobuses venían a tope desde Moncloa…

Rosa Gallego Barcenilla

Y xq el instigador en libertad así van las cosas y los policías heridos no pasa nada,así vamos muy mal.

Jp Russo
hace 3 años
En respuesta a  Rosa Gallego Barcenilla

Rosa seguro que papa sera poderoso ,digo e el sr foxa e el juez dek ñ8 non se quieren quemar

Cristina Chamorro Chamorro

GENTUZA

Juan Francisco
Juan Francisco
hace 2 años

Fue una fiesta mal organizada de principio a fin. Y no lo digo yo lo dice el Ayuntamiento y la policía. El Ayuntamiento dice que hay que realizar cambios para que estos altercados no vuelvan a producirse, la policía que no hubo medios suficientes ni personal cualificado. La Delegada de Gobierno y otros responsables políticos “exigiendo detenciones”, mas para lavarse la cara ante la opinión publica, que para localizar a los salvajes que avivaron el altercado.Consecuencia final menores, chavales que no hicieron nada y hasta una embarazada detenida para acallar el enfado de la opinión publica. En mi opinión una mierda de principio a fin. No se pueden hacer fiestas en estas condiciones, son un como un almacén de pirotecnia. Y se repiten todos los años.