Juzgados de Majadahonda

La Guardia Civil ha removido ya 16.000 toneladas de basuras que estaban almacenadas y separadas en el vertedero de Pinto durante la búsqueda de las dos supuestas víctimas del presunto descuartizador de Majadahonda, Bruno Hernández Vega, de 32 años. Los investigadores, pertenecientes a la unidad de Policía Judicial, calculan que estas labores le costarán al Ministerio de Justicia alrededor de un millón de euros y que se prolongarán hasta finales de enero. Los guardias buscan restos de la tía y de una inquilina del arrestado, ya que se hallaron manchas de sangre en una picadora industrial en su casa”. El periodista Javier Barroso (El País) revela las últimas novedades sobre el “caso del descuartizador de Majadahonda” y vierte algunas dudas sobre la actuación del juez Porcar de Majadahonda:
descuartizador“El juez también ordenó que se precintarán los residuos procedentes de Majadahonda que iban a ser procesados en el vertedero de Pinto. Los agentes llevan ya más de 160 días de trabajo, con una media de unas siete horas en cada jornada. “Es una búsqueda complicada porque la máquina suelta una cantidad de desperdicios y deben mirarse en el suelo de manera minuciosa”, destacan fuentes de la investigación. “Es como buscar una aguja en un pajar, pero hay que hacerlo por si al final da resultado”, añaden en alusión a la orden del juez Marcos Ramón Porcar Laynez.

amp_479525-1“Hasta el momento solo se han encontrado algunos restos orgánicos de animales y poco más. En resumen, “nada reseñable”. Las citadas fuentes reconocen que ya ha pasado “mucho tiempo” y que esto juega en su contra. Cuantos más días pasen los vestigios pueden terminar ya descompuestos. Los investigadores esperan concluir la búsqueda y completar más de 20.000 toneladas a finales de enero, siempre que no exista ningún contratiempo y los agentes puedan continuar con esas tareas”, escribe el redactor.

ficha“En las distintas tomas de declaración del detenido, este siempre ha negado su participación en la desaparición de la inquilina y de su tía. Fuentes de la investigación insisten en que hay indicios suficientes para acusarle de un doble asesinato. Eso supone que puede ser condenado a penas que oscilan entre los 30 y los 40 años, siempre y cuando no se le aplique alguna circunstancia atenuante. Entre ellas estaría el sufrir problemas psiquiátricos”, señala el periodista. El detenido se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza desde su detención, “a la espera de que termine la búsqueda y se complete la instrucción por el juez de Majadahonda”, concluye la noticia del diario “El País”.

Majadahonda Magazin