Un libro rescata los últimos días de la escritora María Teresa León en Majadahonda y sin Rafael Alberti

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
María Teresa León (centro)

“Pasó los últimos años afantasmada y sola en un apartamento de Príncipe Pío. Después la ingresaron en una residencia de Majadahonda. Rafael la vio sólo un puñadito de veces en casi 10 años, no más. Cuando le preguntaban, decía que no soportaba el dolor de verla espectral, devorada por el vacío. Puede ser. Aunque tampoco hizo un gran esfuerzo por revitalizar su obra, que la tenía aún a mano. En la tumba de María Teresa León, en Majadahonda, quedó fijado un verso del poeta a modo de epitafio: “Hoy, amor, tenemos 20 años“. Era el 13 de diciembre de 1988. Y todo el frío abrazó de golpe la cola del cometa. Y su olvido”. Así recuerda el periodista Antonio Lucas en el diario El Mundo los últimos días en Majadahonda de la escritora María Teresa León, esposa del poeta de la Generación del 27, Rafael Alberti, con motivo de la publicación de su biografía. Palabras contra el olvido. Vida y obra de María Teresa León (1910-1998) (Fundación José Manuel Lara) es un relato en el que José Luis Ferris recorre la vida de María Teresa León hasta sus últimos días.

La tumba de María Teresa León en Majadahonda

Uno de los episodios más controvertidos del libro tiene que ver con la estancia de María Teresa en la residencia de Majadahonda donde estuvo ingresada aquejada por el alzhéimer y lejos de Alberti. “La Prensa aireó la relación que tenía en aquel tiempo con una bióloga catalana y “Abc” llegó a anunciar que Alberti se iba a casar con ella por la Iglesia, algo que supuso un conflicto interno en la familia”, asegura el autor del libro a La Razón. “Es cierto que en ese momento, al final de la vida de María Teresa, todos le achacaban a Rafael Alberti su poco interés por ella. No se comportó bien con quien fue su mujer, algo que le criticaban sus amigos, incluso aquellos que le fueron más fieles”, revela el biógrafo José Luis Ferris.

Fuente: El Mundo

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Su correo no será publicado.