Vox quiere “borrar” el nombre de un estadio al legendario árbitro Pedro Escartín (Majadahonda, 1998)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Busto de Pedro Escartín en el Santiago Bernabeu

LIDIA GARCIA. “El actual estadio de Guadalajara fue construido por el antiguo Consejo Superior de Deportes, una vez que la ciudad se hubiera quedado sin fútbol en tercera división por la ocupación del antiguo campo de Las Cruces para la construcción de viviendas. Y fue el antiguo CSD el que puso el nombre del campo en homenaje a Pedro Escartín Morán (Madrid, 8 de agosto de 1902 – Majadahonda, 21 de mayo de 1998), que​ fue jugador de fútbol, árbitro internacional desde 1928 a 1948 y miembro del Comité Disciplinario de la FIFA durante 27 años, entrenador de la selección española de fútbol absoluta en dos periodos distintos de fútbol español, además de periodista y escritor”. La noticia proporcionada por Guadalajara Diario ha caído como un mazazo en el colectivo del fútbol en general y en el arbitral en particular, mientras que la ciudad se muestra dividida y en la residencia geriátrica San Luis Gonzaga de Majadahonda, donde falleció, aún rememoran su imborrable recuerdo. Al mítico Pedro Escartín, el partido político Vox quiere “borrarle” el nombre. Los concejales de Vox argumentan que “Pedro Escartín ya ha cumplido su cometido. Aún así, en pleno siglo XXI sigue dando nombre al estadio municipal de nuestra ciudad desde 1970, precisamente el mismo tiempo que Pablo Ramos, que sí dedicó por completo su vida a la promoción del fútbol en la ciudad y creemos que es el momento de reconocer a personas de Guadalajara”. Las encuestas en Guadalajara muestran división de opiniones (La Crónica 52%, Pablo; 40%, Escartín y en la Cadena Ser 57%-43%. 

La Residencia San Luis Gonzaga (Majadahonda) albergó los últimos días de Pedro Escartín

El diario El País dio así la noticia de su fallecimiento: “Pedro Escartín, que prácticamente llegó a ser todo en el fútbol (jugador, árbitro, seleccionador, periodista…) «menos el balón», como él mismo se autocalificaba con cierta ironía, murió ayer a los 97 años en una residencia para la tercera edad de Majadahonda (Madrid). «Su último deseo», aseguró ayer su hijo, médico, que lleva el mismo nombre, «fue saber cómo quedó el partido del Real Madrid frente al Juventus. La última cosa que supo en esta vida fue que el equipo madridista había vuelto a ganar la Copa de Europa. Casi inmediatamente después entró en coma. Ha muerto de un edema pulmonar y una parada cardiorespiratoria». Pedro Escartín nació hace 97 años en el barrio madrileño de Chamberí. De joven jugó de extremo izquierda en un equipo regional, la Gimnástica Española, hasta que se retiró en 1923. En 1924 inició su carrera como árbitro y dirigió más de 847 partidos hasta que se retiró en 1948. Su prestigio internacional como gran conocedor del reglamento y las reglas del fútbol mereció la concesión de la Orden de Oro de la FIFA. Hace un par de años el Ayuntamiento de Madrid le dedicó un homenaje y un busto en el parque Enrique Herreros. Fue seleccionador nacional en dos ocasiones, en 1953 y en 1960. Como periodista del desaparecido diario Pueblo informó de todos los mundiales de fútbol, excepto el de Uruguay de 1930 y el último celebrado, el de EE UU 94. Lea la semblanza de Tolo Leal en Libertad Digital: “Pedro Escartín, el hombre que lo fue todo en el fútbol español. Pocos han conseguido en la historia del fútbol español tanto y tan diferente como lo logrado por Pedro Escartín durante toda su vida”.

Y la Real Academia de la Historia ha realizado la siguiente semblanza de Pedro Escartín: Escartín Morán, Pedro. Madrid, 10.VIII.1902 – Majadahonda (Madrid), 21.V.1998. Árbitro de fútbol, periodista y seleccionador nacional. Se trata de uno de los personajes más polifacéticos e importantes de toda la historia del fútbol español; pues, según él mismo decía, “En el fútbol he sido de todo, menos balón”. Comenzó su carrera como jugador en la Real Sociedad Gimnástica Española de Madrid, equipo en el que militó entre 1919 y 1923. Retirado por consejo médico, comenzó en 1925 su labor como árbitro, que desarrolló a lo largo de veintitrés años, hasta 1948. Pitó su primer partido del campeonato de España en febrero de 1927 y hasta su retirada juzgó hasta noventa y cinco encuentros, siendo aún en la actualidad el árbitro que más partidos de Copa ha pitado, entre los cuales se cuentan cinco finales, en 1927, 1928, 1932, 1935 y 1945, lo cual también supone una plusmarca todavía hoy no superada. En la primera división arbitró durante diecisiete temporadas, en las que dirigió ciento sesenta encuentros. Perteneció durante toda su trayectoria al Colegio Centro, después llamado Castellano. En España presidió en dos ocasiones el Comité Nacional de Árbitros.

Consiguió la categoría de árbitro internacional en 1928 y la ostentó durante veinte años. Su primera actuación como internacional fue precisamente en 1928, en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, y la última en 1948, en un encuentro entre las selecciones de Inglaterra e Italia. Según sus propias palabras, decidió retirarse después de ese partido porque ya no podía aspirar a dirigir nada mejor. Por otro lado, fue el primer árbitro español que acudió a un Mundial, el de Italia 1934, en el que actuó como juez de línea en cuatro ocasiones, una de ellas en una de las semifinales y otra en el partido por el tercer puesto. Fue durante veintisiete años miembro de la Comisión de Árbitros y de la Comisión de Reglas de Juego de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). También ocupó el mismo cargo durante el Campeonato Mundial de Fútbol celebrado en Brasil en 1950, junto a otros cuatro de los mejores profesores de las Reglas de Juego del mundo. La FIFA reconoció esta labor, al igual que su anterior trayectoria como árbitro, con la concesión de su medalla de oro.

Pedro Escartín, leyenda del fútbol, salvo para Vox

Su segunda actividad principal fue la de periodista. Carrera esta que empezó en 1922, en el semanario Madrid Sport, y que de forma ininterrumpida continuó hasta meses antes de su muerte, en Marca. Dentro de esa dilatada trayectoria, su pluma firmó en los diarios Heraldo de Madrid, El Alcázar, La Tarde y Pueblo, así como para las agencias Logos, EFE y La Prensa. Por último también colaboró en Radio España y Radio Centro. Como prolongación de su actividad periodística y arbitral publicó, en 1941, el Reglamento de fútbol asociación, con más de veinticinco ediciones y reimpresiones, considerado como la “Biblia” de las reglas de juego en todos los países de habla hispana. Además publicó monografías sobre los Mundiales desde 1950 hasta 1974 (con la excepción del de Suiza 1954).

Deja un comentario

Su correo no será publicado.