México elogia a la jueza de Majadahonda por el “caso narcobalón” de Caminero (At. Madrid)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
José Luis Pérez Caminero

JORGE RUBIO. El narcotráfico vuelve a convertirse en uno de los temas protagonistas de la actualidad majariega. Si recientemente los vecinos de Majadahonda se alarmaron con el operativo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la calle Príncipe de Asturias (Monte del Pilar) ahora es la prensa mexicana la que se hace eco de otro caso de narcotráfico que afecta a la ciudad. En esta ocasión, se debe a la reapertura del “caso Caminero” por parte de la magistrada Silvia García Cuerva, titular del Juzgado 3 de Majadahonda. El periodista mexicano Jesús Yáñez Orozco ha escrito un extenso reportaje en Todotexcoco en el que repasa los orígenes de este caso y elogia el trabajo realizado por la jueza de Majadahonda, a la que llega a calificar como “superwoman” por su esfuerzo y empeño. Un caso en el que está implicado el ex jugador y directivo del Atlético de Madrid José Luis Pérez Caminero, acusado de blanquear dinero para distintos cárteles de la droga (como el de Sinaloa, el de Michoacán y de los Zetas, así como los de Medellín) que buscan la expansión de su negocio en España.

Juzgados de Majadahonda

Jesús Yáñez explica que el “caso Caminero” ha estado años paralizado “fundamentalmente debido a la falta de funcionarios de justicia y al constante cambio de magistrados instructores”. Una situación que queda patente cuando en retrospectiva se ve que por este juzgado de Majadahonda han pasado “cinco jueces en los últimos tres años. Entre 2013 y 2014, además, el juzgado ha estado completamente vacío, sin un solo funcionario más allá del magistrado instructor y de la secretaria judicial”, señala Jesús Yáñez. Mientras tanto, el ex jugador y hoy directivo rojiblanco ha intentado evitar la cárcel mediante un acuerdo con los fiscales que han llevado el caso, un objetivo que ha sido imposible de materializar hasta ahora.

“La excesiva carga de trabajo y la no provisión por la Comunidad de Madrid del funcionario de plantilla hace que sea responsabilidad del Gobierno regional cualquier problema que surja como consecuencia de la falta de efectivos“, declaraba la jueza Silvia García, al tiempo que destacaba que pese a los “incuestionables esfuerzos de los funcionarios por hacer que el órgano judicial continúe funcionando con normalidad” dicha situación de precariedad podía originar errores que comprometiesen las labores de la acusación en el caso Caminero y en otros. A pesar de todo, la jueza tomó la decisión de desatascar el proceso e insuflar nueva vida a este procedimiento en julio de 2016.

A partir de este momento, se procedió a citar a todos los investigados en el marco de las diligencias previas 2000/08 para notificarles que iban a sentarse en el banquillo de los acusados, tanto Caminero como una docena de imputados más. “La magistrada amenazó con la cárcel a todos los investigados en el caso de que no fueran a recoger el auto de notificación. No falló ninguno de los acusados, que hoy día ya saben que tendrán que defenderse ante la Audiencia Provincial de Madrid cuando este alto tribunal lo decida”, señala Jesús Yáñez. Un caso que a pesar de comenzar a andar se ha visto envuelto en un tortuoso camino de recursos presentados por las defensas de los acusados y que pueden dilatar todavía más este proceso.

José Luis Pérez Caminero “contactaba asiduamente con uno de los máximos responsables de la red” criminal para blanquear distintas sumas de dinero canjeándolas por billetes de 200 y 500 euros. Este dinero de la droga se “lavaba” a través de joyerías implicadas en la red y otros medios. Según señala Jesús Yáñez, en ocasiones el propio Caminero “se ofrecía para hacer el canje” y señala el caso ocurrido en 2009 en el que blanqueó “150.000 euros a través de una sucursal y de un apoderado de su confianza”. En esta red estarían implicados cinco cárteles de la droga como el de Sinaloa, el de Michoacán y de los Zetas, así como los de Medellín. Todos ellos utilizaban a Pérez Caminero para “blanquear dinero por su capacidad operativa”. Durante el tiempo que ha estado paralizado este caso, la defensa de Caminero propuso a la Fiscalía un acuerdo para evitar el juicio y la cárcel, sin embargo, los fiscales del caso rechazaron el acuerdo y ahora, Caminero tendrá que hacer frente a las acusaciones que sobre él recaen. Leer más

Deja un comentario

Su correo no será publicado.