El “narco” majariego Lamarca tiene 40 empresas en España con testaferros de Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

NURIA LANZA. Vicente Lamarca Sánchez (56 años), economista de Majadahonda y muy arraigado en esta ciudad del Oeste de Madrid, se dedicaba primero a la representación de futbolistas, entre otros muchos negocios, y finalmente se mezcló con los delitos de estafa y el tráfico de cocaína, siendo por ello detenido. Su especialidad era la introducción de la “mercancía” a través de los puertos españoles, sobre todo el de Valencia, utilizando empresas “tapadera” de carácter legal donde camuflaba luego la droga. Estas empresas fueron usadas posteriormente por los “yihadistas” recientemente detenidos en Madrid, lo que ha llevado a la policía a revelar que existía esta conexión entre “narcos” y terroristas islámicos. Lamarca se hizo famoso cuando ideó la más rocambolesca huida de la Guardia Civil que se ha producido en España aprovechando un permiso penitenciario para visitar a su anciana madre por Navidad. Dos agentes le llevaron a su casa de Majadahonda y simulando tener que ir al baño por urgente necesidad, saltó por la ventana del mismo y se escabulló de los guardias de la benemérita que lo custodiaban, por lo que fueron expedientados. Convertido en uno de los 10 delincuentes más buscados por la policía española, primero se le situó en Colombia, donde sufrió un secuestro por parte de policías municipales que pedían 50.000 dólares de rescate, y posteriormente huyó a Venezuela, desde donde controlaba con pasaporte falso 40 empresas que operaban en España “directamente o a través de personas interpuestas” y que “mantenía contacto con sus familiares más cercanos a través de locutorios”, según revela el Ministerio del Interior, que describe así su detención:

Lamarca es uno de los 10 fugitivos más buscados en España

“Una investigación de la Policía Nacional ha permitido detener en el estado de Barinas (Venezuela) a Vicente Lamarca Sánchez, buscado por las autoridades judiciales españolas por los delitos de tráfico de drogas, contra la hacienda pública, blanqueo de capitales y quebrantamiento de condena. Lamarca Sánchez figuraba en la lista de los fugitivos nacionales más buscados difundida por la Policía a finales del pasado año a través de sus redes sociales. Gracias a ello se recibieron diversas informaciones que permitieron abrir nuevas líneas de investigación que han hecho posible su arresto. Logró huir en 2016 saltando por una ventana La orden internacional de detención está motivada por su presunta participación en una organización criminal de ámbito internacional dedicada a la introducción y comercialización de cocaína en España procedente de Sudamérica oculta en contenedores. Esta organización estaba liderada por el reclamado, quien facilitaría la documentación necesaria para el despacho en aduanas de diversos contenedores con mercancía legal e ilegal. Tres de estos contenedores transportaban importantes cantidades de cocaína, siendo objeto de investigación por agentes de la Guardia Civil. Tras su arresto ingresó en prisión, pero en enero de 2016, mientras disfrutaba de un permiso penitenciario para ver a un familiar, aprovechó un descuido de los agentes que le vigilaban y logró huir saltando por una ventana.

Las investigaciones de la Policía Nacional le situaban en Sudamérica: La investigación realizada por el Grupo de Localización de Fugitivos Nacionales de la Policía Nacional abordó distintas vías de análisis que permitieron situar al fugitivo en Sudamérica, a pesar de la especial dificultad que supuso dar con su paradero debido a su posición económica y la extensa red de contactos con que contaba. En una primera fase de la investigación se controlaron todas las empresas que el fugitivo controlaba en territorio nacional directamente o a través de personas interpuestas -según un pormenorizado estudio ascendían a cuarenta (40)- además de otras propiedades vinculadas con el buscado. De este modo se pudo determinar que el mismo se encontraba huido de España y más concretamente escondido en algún país sudamericano, utilizando documentación falsa o usurpada y teniendo contacto con sus familiares más cercanos a través de locutorios.

Las gestiones realizadas con las autoridades de distintos países permitieron finalmente situarle en Venezuela. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana tenían retenido a un ciudadano español, por lo que se activaron los oportunos canales de comunicación policial internacional a través de los cuales se pudo verificar que se trataba de Vicente Lamarca. En el momento de su detención portaba un pasaporte español sustraído en territorio español a su legítimo propietario y una cédula de identidad venezolana con dicha filiación. A través de la Consejería de Interior del Reino de España en Venezuela, se iniciaron las gestiones oportunas para proceder a su extradición a territorio español“, concluye la nota. Las últimas informaciones relatan que también se escapó de la cárcel en Venezuela.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.