Obras en Majadahonda: del “tránsito intestinal” (PSOE) al “más iglesias que en el Vaticano” (Cs)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Alfonso Reina (Cs) y Zacarías M.-Maíllo protagonizaron la pugna dialéctica por las inversiones

JORGE RUBIO. La última jornada antes del verano del pleno del Ayuntamiento de Majadahonda debatió una vez más sobre el bloque de inversiones por un valor de 2,5 millones de euros con cargo a modificaciones de créditoPese a que la propuesta fue aprobada en una sesión plenaria anterior, en este ocasión se estudiaba la posibilidad de incluir una serie de modificaciones presentadas por el PSOE de Majadahonda. Dichos criterios eran los siguientes: que tuviesen un impacto positivo para la ciudadanía, la necesidad de las mismas y que se votasen por separado cada una de las actuaciones. El concejal de Hacienda, Ángel Alonso (PP) fue el encargado de presentar este punto y desvelar que habían rechazado dichas enmiendas debido a que “ninguna se adaptaba a los requisitos planteados” y que por tanto su propuesta era desestimar “las alegaciones presentadas y aprobar la modificación de crédito”. Un conjunto de inversiones que finalmente fue aprobado tras rechazarse las enmiendas del socialistas con 11 votos a favor (PP), 6 abstenciones (Ciudadanos) y 8 en contra (PSOE, Somos, IU y Centristas). Un resultado que muestra la división de los grupos municipales en torno a esta cuestión, lo que dio lugar a un intenso debate entre ellos.

Zacarías Martínez Maíllo y Alfonso Reina parecían jugarse el liderazgo de la Oposición

Alfonso Reina (Ciudadanos) tomó la palabra y comenzó su intervención lanzando un dardo al portavoz socialista: “No vamos a entrar a evaluar la resolución de las alegaciones porque no queremos darle más carnaza al señor Martínez-Maíllo para que diga que por la mañana somos equipo de Gobierno y por la tarde Oposición“. Toda una declaración de intenciones que marcaba de buena mañana un inicio bronco para un pleno que se esperaba largo e intenso. Tras el “recado”, Reina comenzó a enumerar las distintas inversiones señaladas y su conformidad con algunas de ellas, como las obras de la Gran Vía o las del colegio Francisco de Quevedo.

M. Pedreira, A. Alonso y A. Reina

El edil naranja mostró incredulidad ante el montante destinado a la nueva señalización de la ciudad, por importe de 594.000 euros. “¿Nos podría explicar cómo hemos llegado a esta cifra?, inquirió el portavoz de Cs para después señalar que en Majadahonda había “menos edificios públicos señalizados que en Guatemala” o que “en la ciudad hay más iglesias que en El Vaticano“. Un problema que según él se debía en parte a que la señalización estaba sin actualizar “tras 11 años”. Reina incidió en que “faltaba información”, que “simplificar no es lo mismo que ocultar” y que los majariegos “tenían derecho a saber dónde va su dinero”. “Es un revoltijo de puntos, pero hay que sacarlos“, concluyó anunciando su abstención.

Tras el portavoz de Cs fue el turno de su homólogo Zacarías Martínez-Maíllo (PSOE), que recomendó a Reina que “desayunase ciertos productos para aliviar el tránsito intestinal“. En su intervención, el socialista puso de manifiesto que sus alegaciones mostraban “falta de ética política y falta de explicación técnica” en el paquete de inversiones propuestas. Reclamó la necesidad de que “se votasen por separado” ya que desde el Equipo de Gobierno se hacía al resto de grupos “comulgar con ruedas de molino”. Para Martínez-Maíllo esto se explicaba al poner al mismo nivel el “arreglar el Colegio Francisco de Quevedo y realizar la cartografía municipal”, dos cuestiones que “no son igualmente prioritarias” y que suponían el “trágala de siempre”. El edil socialista aprovechó para marcar distancias ideológica con sus rivales al asegurar que “la derecha, el PP, es un partido de intereses, y la izquierda, el PSOE, es un partido de principios“. Para concluir, el socialista manifestó que no estaban en contra de las inversiones pero que al menos “les dijesen el motivo”. A su juicio, la posibilidad de votarlas por separado no era una cuestión de “economía procesal” porque no iba a ser necesario hacer veinte expedientes, uno por cada una de ellas.

Queremos señalar la dejadez de estas intervenciones“, destacó Patricio Mackey (Somos) que aprovechó su turno para cuestionar los motivos por los que algunas mociones aprobadas por su partido y otros Grupos Municipales no estaban siendo llevadas a cabo. Por su parte, Juancho Santana (IU) manifestó la necesidad de contar “con un plan de inversiones” ya que el Equipo de Gobierno “las trae por goteo según las distintas formas de financiación que se les va ocurriendo“. También incidió en la necesidad de que se “diesen mayores explicaciones” y que como “optan por las inversiones por goteo, al menos podamos votarlas”. “Son lentejas, o las tomas o las dejas“, concluyó recalcando la imposibilidad de votar las inversiones por separado.

Mercedes Pedreira

A lo que venimos es a aprobar o rechazar las alegaciones del Partido Socialista” quiso recordar Mercedes Pedreira (Centristas) ante los bandazos  y cambios de tema en el debate. Pedreira insistió en que era necesario contar con “un plan de inversiones” y que estas “se votasen de forma independiente”. La edil centrista manifestó al igual que sus compañeros la idea de que este paquete era un “trágala” y que “las cosas hay que hacerlas consensuadas” y no de forma que “si no las apruebas, te echo la culpa”. Mercedes Pedreira cerró su intervención reiterando su disconformidad en que no se diese prioridad a algunas inversiones porque “no tenían que ir todas juntas”.

Angel Alonso (PP) con el Grupo Popular

Ángel Alonso (PP) fue el encargado de cerrar este punto señalando que el resto de grupos “ponían en duda las estimaciones que hacen los servicios técnicos del Ayuntamiento“. “Son ellos los que nos dicen el presupuesto de esas obras” y que, si por la Oposición fuese, “no se tomaría ninguna decisión” en el Consistorio. Para explicar el motivo que había llevado al Equipo de Gobierno a acometer estas inversiones, Alonso realizó un recorrido histórico poniendo de relevancia que si antes no se realizaron era porque “tuvimos un déficit de 30 millones y era muy complicado mantener el nivel de excelencia de los servicios”. El concejal de Hacienda destacó que pese a tener 45 millones de superávit para hacer inversiones “estaban limitados por la regla de límite de gasto”. Un dato que no dudó en recriminar al PSOE al señalar que fue este partido el que reformó la Constitución con el fin de equilibrar y limitar el gasto. “Si no le gustan mis principios aquí tengo otros“, sentenció Alonso parafraseando a Groucho Marx y así ilustrar la dualidad socialista. Para concluir, destacó que esto era solo “la habilitación del crédito” y que por tanto tenían “muchas oportunidades para presentar reparos” a cada una de las inversiones.

Nota de prensa del Ayuntamiento: Más de dos millones de euros es la cifra aprobada esta mañana por el Pleno de la Corporación, con cargo al remanente de tesorería, para llevar a cabo inversiones que mejorarán la ciudad y aumentarán la calidad de vida de los vecinos. Crear un pasillo central en la Gran Vía con un pavimento accesible; la renovación de la señalización informativa de la ciudad; la creación de un glorieta en Avenida de Guadarrama en la intersección con la calle Las Huertas; la segunda fase del asfaltado de Virgen de Icíar, la reparación del carril bici de la Carretera de Pozuelo, la adecuación del Auditorio Alfredo Kraus o las obras de accesibilidad en el Colegio Francisco de Quevedo. OBJETIVO “DEUDA CERO”: Por otro lado, el Pleno ha aprobado de forma inicial hacer una modificación de crédito para amortizar, de forma anticipada, la deuda que el Consistorio tiene con tres entidades financieras por valor de 11 millones de euros para la financiación de inversiones. Con esta medida el Ayuntamiento de Majadahonda, con unas cuentas absolutamente saneadas, pasaría de un deuda del 20% a deuda cero. De esta manera será posible que los casi tres millones de euros que anualmente se presupuestan para satisfacer dicha deuda puedan destinarse a gasto corriente general y a poder realizar inversiones que redunden en beneficio de los vecinos. Además, se ha aprobado inicialmente el expediente de modificación de créditos para acometer diecisiete actuaciones como la reparación del muro de contención de la calle Miguel Hernández; obras en la red de riego de las calles Traviata y Rigoletto; mejoras en los parques y obras en la piscina de Huerta Vieja, en el edificio de Policía, en la Casa Consistorial y en colegios de Majadahonda.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.