Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Carlos Bonet (Vecinos por Majadahonda) con un grupo de del Rayo Majadahonda en Balaídos

MANU RAMOS. Jorge Casado, capitán del Rayo Majadahonda, declaró tras el partido de «play off» jugado en Vigo este sábado 4 de junio (2022) contra el Albacete que «como dice nuestro «presi», somos un equipo de un pueblo elitista pero un equipo de barrio, hay poca afición pero muy fieles, hemos igualado en número al Albacete, enhorabuena a las dos aficiones por haberse pegado el viaje que se han hecho, gracias de verdad, gracias de corazón, el futuro ya se verá». Sobre ese mismo futuro y modelo de club que intenta implantar la familia Arribas en Majadahonda (72.000 habitantes), lo cierto es que, según declaró el futbolista Alejandro Arribas al diario «Marca» y confirmó en la última Junta de Accionistas, quiere «parecerse más al Villarreal» (50.000 habitantes) que al Amorebieta (19.000 habitantes), ya que en este último caso también su presidente prefería no compararse con una ciudad sino con un equipo de «pueblo» cuyo paso por la Liga Profesional ya vaticinaba que sería efímero, como así finalmente ha sido. Sin embargo, el censo poblacional solo parece ser un obstáculo mental para tener un equipo en liga profesional y ahí está el caso del Eibar (27.000 habitantes) disputando de nuevo su acceso a Primera División. 

Rayistas a las puertas del hotel del Rayo Majadahonda en Vigo

El Rayo Majadahonda llegó al estadio de Balaídos y una decena de aficionados majariegos lo recibieron a  a su salida del hotel en tierras gallegas, según recogen varias fotografías enviadas a MJD Magazin por los aficionados. Y mientras desde la ciudad de Albacete se pudo seguir el partido por la pantalla gigante que había habilitado el Ayuntamiento, en el «Pincho» de la Feria, el Ayuntamiento de Majadahonda se negaba a hacer lo mismo y descartó siquiera responder a los aficionados que solicitaban hacer lo mismo con una pantalla en Los Jardinillos o la Plaza de Colón. Esto obligó a que los propios fans se organizaran y por medio del bar «La Mascarada» organizaran su propio evento.

Rayistas a las puertas del hotel del Rayo Majadahonda en Vigo

La distancia con Vigo y el hecho de que todavía hubiera quedado un partido más que era la final para poder pelear por el ascenso hizo que fueran muy pocos los aficionados de ambos equipos que se desplazaran hasta Balaídos, pero decenas de valientes aficionados  viajaron desde Majadahonda para animar a los de Abel Gómez en directo. También hubo familiares y amigos de los jugadores que acudieron al encuentro. Y es que las fotos de la afición del Rayo Majadahonda desplazada a Balaídos revelan que sus seguidores nunca dejan solo al equipo, juegue donde juegue. A pesar de los 600 km que separan Majadahonda de Vigo y de lo complicado del viaje por el exceso de kilometos, ese heroico grupo no dudó en acompañar a Champagne, Casado, Susaeta y compañía hasta tierras gallegas para convertirse en el jugador número 12 cuando el partido más difícil se puso.

Carlos Bonet en Balaídos

Carlos Bonet, presidente de «Vecinos por Majadahonda«, que se había comprometido a ir, cumplió su promesa y se le pudo ver en el estadio y en la salida de los jugadores del hotel. «Fue una pena, merecimos llegar a la prórroga, la segunda parte del Rayo Majadahonda fue espectacular y la lástima fue la pérdida de ese balón que nos costó el segundo gol. Aún así, el viaje mereció la pena, los incondicionales de la afición compartimos momentos muy emotivos y asistimos a un partido histórico que siempre recordaremos», declaró. 

Pantalla privada en Majadahonda: 50 personas gracias a una iniciativa particular

Por su parte, el periodista Marcos Pelluz, que organizó la retransmisión del partido desde el bar La Mascarada de Majadahonda, confirmó a MJD Magazin que «en efecto, lo he organizado yo todo, éramos unos 40 ó 50 al final» y declaró: «Gracias a todos los rayistas que acudieron. Nos vamos devastados por la derrota, pero orgullosos de que la quedada haya salido bien. Nos vemos la temporada que viene con mucho más rayismo». En el Recinto Ferial de Albacete también se congregaron numerosos aficionados del Albacete Balompié para animar desde la distancia, en una cifra que puso superar el millar, según revelan las fotografías. Y la web del «Queso Mecánico» apostilla: «Al encuentro en Vigo, siendo generosos, y contando medios de comunicación, no habrán asistido más de 250 personas en un gran Estadio como el de Balaídos, con capacidad para 19.000 espectadores. Hay que recordar que la capital albaceteña se sitúa por carretera a más de 850 kilómetros de Vigo.

Pantalla gigante en Albacete: mas de mil «fans»

Por otra parte, desde Majadahonda hasta la ciudad gallega hay otros 580 kilómetros. Mientras esas 250 personas podían escuchar el eco de sus voces de ánimo, en Albacete, en la puerta de hierros del recinto ferial, multitud de aficionados albaceteño seguían a través de una pantalla gigante las evoluciones del conjunto blanco», algo que en Majadahonda no se pudo disfrutar pues ni el alcalde ni el concejal de Deportes contestaron siquieraa los requerimientos de los aficionados. De hecho, estos mismos seguidores fueron los que le obligaron a felicitar al equipo cuando logró entrar en el «play off» de ascenso, algo que el primer edil había «olvidado«.

 

Majadahonda Magazin